MUNDO

CIDH y ONU reclaman a Ortega que frene la represión en Nicaragua


Los enfrentamientos entre opositores y paramilitares causaron, al menos, 320 muertos.

Organismos internacionales reclaman diálogo y desarme
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 4 días

La tensión creció ayer en varias ciudades de Nicaragua en medio de denuncias de amenazas de nuevos ataques de las fuerzas del Gobierno y el levantamiento de más barricadas para repelerlos, en el marco de la crisis sociopolítica que comenzó el 18 de abril pasado y ha causado al menos 320 muertos.

En Jinotega, donde entre abril y junio al menos 8 personas murieron por ataques de fuerzas del Gobierno, los manifestantes “autoconvocados" volvieron a levantar barricadas para evitar nuevas acometidas de las “fuerzas combinadas" gubernamentales.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la ONU condenaron la violencia en Nicaragua, que solo el pasado fin de semana causó unos 20 muertos, y pidieron el desarme “urgente" de los grupos “progubernamentales".

La CIDH y la Oficina Regional para los Derechos Humanos (Acnudh) expresaron en un comunicado que “condenan enérgicamente los graves hechos de violencia ocurridos en diferentes zonas de Nicaragua este fin de semana, que han dejado alrededor de 20 personas fallecidas, entre ellas al menos dos policías".



 




En esta nota