SEGURIDAD

Cultivos de coca de Perú se desplazan a la frontera boliviana, según informe


El incremento de la producción de droga en el vecino país preocupa a sus autoridades. El alto consumo en países como Argentina y Brasil ha reconfigurado el sistema de producción de cocaína


El Vraem es la zona dónde opera el narcotráfico en el Perú
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/11/2018

Las autoridades de Perú revelaron este lunes que se incrementó el cultivo de coca en la Amazonía de su país, en zonas fronterizas con Bolivia y Brasil. Esta zona se ha convertido en clave para los narcotraficantes que operan en el mercado brasileño, argentino, chileno y aquellos que llevan cocaína hacia Asia. 

"El mercado de drogas en Brasil está moviendo el mapa de la droga en Perú", dijo este lunes el presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (conocido por el acrónimo Devida), citado por el diario El País de España.

"Además, hay una reconfiguración del mercado en los países del Mercosur como Argentina y Chile donde están consumiendo mucha cocaína. Pero no solo son consumidores, sino que son puntos de reembarque a otras partes del mundo", agregó.

El último informe de la UNDOC reveló que el espacio cocalero de Perú era de 43.900 hectáreas a finales de 2016, un 9 % más que el año anterior, de las que cerca de 20.500 hectáreas se encuentran en el VRAEM. 

Rechazan informe de EEUU

La Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) de Perú rechazó hoy que la producción potencial de cocaína del país llegue a las 491 toneladas métricas al año, como afirmó un reciente informe del Gobierno de los Estados Unidos.
   
En una conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP), el presidente ejecutivo de Devida, Rubén Vargas, reconoció que en Perú se producen más de 400 toneladas de cocaína anualmente.
   
Vargas indicó que no es posible dar una cifra exacta porque cada organismo y agencia tiene su propia fórmula para hacer estas estimaciones, pero descartó que la producción esté próxima a las 500 toneladas como asegura la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (Ondcp).
   
"Sería menos. Tengo algunos reparos ante la información que se ha emitido porque no hemos recibido de manera formal el informe", explicó Vargas.
   
El máximo responsable de Devida consideró que el estudio estadounidense no ha considerado el mercado legal y tradicional de la hoja de coca que existe en Perú y Bolivia, amparado en el uso ancestral de este elemento desde las civilizaciones prehispánicas y consumido actualmente en diversos derivados como los mates.
   
Vargas detalló que, en el caso peruano, el mercado legal, administrado por la estatal Empresa Nacional de la Coca (Enaco), tiene una demanda de 11.000 toneladas anuales de hoja de coca.



 




En esta nota