MUNDO

Los chavistas solicitan a la Constituyente adelantar las elecciones legislativas


El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha propuesto este adelantar la elección de parlamentarios para el 22 de abril. Maduro se siente seguro de lograr la reelección en abril.

Diosdado Cabello pidió a la Constituyente adelantar las elecciones legislativas. Foto: Internet
Escuchar el artículo Pausar Lectura

21/02/2018

Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ha propuesto este adelantar los comicios legislativos para el 22 de abril, el mismo día que se celebrarán las presidenciales en el país caribeño, como un mecanismo para aniquilar por completo al Parlamento, dominado por la oposición desde diciembre de 2015. "Llamar a esas elecciones constituye un llamado a ejercer el derecho al voto, a la participación, al reencuentro, (...) llenar un vacío, hoy no existe una Asamblea Nacional, no hay un cuerpo colegiado aquí que es tan necesario", ha dicho el oficialista en una entrevista a la cadena de televisión estatal VTV.

Cabello solicitará el adelanto de los sufragios a la chavista Asamblea Nacional Constituyente, un órgano que ha usurpado las competencias del Poder Legislativo desde agosto del año pasado. "Que comience el nuevo período (presidencial) con una Asamblea Nacional cero kilómetros y un presidente cero kilómetros en su período para trabajar juntos por este país, atender a la gente, aprobar las leyes que sean necesarias", ha explicado.

El chavismo pretende dar el jaque mate a la debilitada oposición con esta nueva jugada. Antes, el Tribunal Supremo de Justicia se había encargado de anular cualquier decisión del Poder Legislativo. De hecho, el detonante de acaloradas protestas en el país sudamericano fue una sentencia del Supremo que suprimía a la Cámara opositora en abril de 2017. Ahora, la posibilidad de que la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) quede sin el único bastión de poder, la Asamblea Nacional, es muy alta.

Las denuncias de irregularidades en el sistema electoral por parte de la oposición han crecido en los últimos cuatro años. El PSUV ha obtenido tres polémicas victorias en 2017, hasta el punto de que los principales partidos opositores se abstuvieron de participar en la elección de alcaldes, realizada el 10 de diciembre, por considerarlos unos comicios fraudulentos.

De momento, la MUD define a puerta cerrada si postular un candidato unitario en los sufragios presidenciales. Hasta ahora, Voluntad Popular, la tolda de Leopoldo López, ha dicho que no validará un proceso que pudiera estar amañado. "Quien se inscriba con estas condiciones estará haciéndole un favor a la dictadura", argumentó la organización política.

El cronograma del Consejo Nacional Electoral (CNE) establece que las postulaciones se realizarán entre el 26 y 27 de febrero. El proceso de admisión o rechazo de candidaturas se hará el 1 de marzo, mientras que dos días después se tiene la posibilidad de impugnar alguna postulación. El 2 de abril, a 20 días de las votaciones, se inicia la campaña electoral que finalizará el 19 del mismo mes. Son unas elecciones exprés, donde el CNE ha impedido a la MUD presentarse como partido en la boleta electoral y ha ilegalizado a Voluntad Popular para participar en la contienda política.

El adelanto de las votaciones presidenciales ha sido rechazado por la comunidad internacional. El Grupo de Lima, consonante con la oposición venezolana, ha pedido al Gobierno de Venezuela un nuevo cronograma electoral y garantías para la celebración de unas votaciones transparentes. Pero el régimen no ha hecho caso a las recomendaciones.

Hasta ahora, Javier Bertucci, un pastor evangélico, ha asegurado que se postulará como candidato. "He decidido (...) junto al clamor de mucha gente desesperanzada (...) delante de mi señor, poner mi nombre y el liderazgo que por gracia tengo como opción a las próximas elecciones presidenciales", dijo el primer contrincante de Maduro durante un acto religioso en la ciudad de Valencia, en el Estado de Carabobo (centro-norte).

Bertucci es fundador de la asociación civil El Evangelio Cambia y representante de la iglesia Maranatha en Venezuela. En 2017, el pastor figuró en la filtración del bufete de abogados Mossack Fonseca –conocida como Panama Papers– por contar con varias empresas en paraísos fiscales. También estuvo detenido por contrabando en julio de 2010. Se le vincula, además, con el chavismo.

De los opositores, Henri Falcón, fundador del partido Avanzada Progresista, parece estar dispuesto a inscribir su candidatura. Henri Ramos Allup, líder de Acción Democrática y expresidente de la Asamblea Nacional, tampoco descartaba su postulación, aunque exigía que solo sería posible ir a elecciones con una oposición unida.



 




En esta nota