CRISIS EN VENEZUELA

El gobierno de Maduro inhabilita a Guaidó para ejercer cargos públicos


El jefe del Parlamento de Venezuela, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, fue inhabilitado para ejercer cargos públicos por 15 años por supuestos cargos de corrupción


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

28/03/2019

El jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, quedó inhabilitado para ejercer cargos públicos durante 15 años, en un contexto cada vez más crítico por un apagón masivo y la puja entre Washington y Moscú por sus relaciones con el país sudamericano.

La Contraloría de Venezuela resolvió "inhabilitar para el ejercicio de cualquier cargo público al ciudadano (Juan Guaidó) por el período máximo establecido en la ley", de 15 años, dijo el contralor oficialista Elvis Amoroso en la televisión gubernamental.

De inmediato en un mitin político, el líder opositor desconoció la sanción alegando que Amoroso fue designado por la chavista Asamblea Constituyente, que él considera ilegítima.



"No es contralor. No lo es (...), ni existe una inhabilitación (...). El Parlamento legítimo es el único que puede designar un contralor", dijo Guaidó.

La Contraloría alega que en sus declaraciones patrimoniales Guaidó no ha justificado gastos realizados en el país y en el extranjero, con fondos supuestamente provenientes del exterior.

"Ha realizado más de 91 viajes fuera del territorio con un costo que supera los 310 millones de bolívares (unos 94.000 dólares), sin justificar la fuente de ingreso", aseguró.

La Contraloría -ente que vigila y tiene facultades para sancionar funcionarios del Estado- había anunciado el pasado 11 de febrero la apertura de una investigación contra el legislador por recibir financiamiento internacional.



Movilizaciones por apagón

El miércoles, Guaidó llamó a protestar el próximo sábado por los masivos apagones que golpean al país desde el 7 de marzo.

En respuesta, Maduro convocó a "una gran movilización en todo el país" contra lo que califica una "nueva arremetida criminal contra el sistema eléctrico". El mandatario también pidió a los 'colectivos' -grupos chavistas que la oposición denuncia que están armados- "cero tolerancia con las guarimbas", como llama a protestas violentas y bloqueos de calles.

El gobierno extendió hasta este jueves la suspensión de la jornada laboral y estudiantil, con lo que suman tres días de feriado desde el corte eléctrico que se inició la tarde del lunes. La luz ha regresado para la "inmensa mayoría del pueblo venezolano", de 30 millones de habitantes, según el ministro de comunicación, Jorge Rodríguez.

"Esto desespera a cualquiera (...) ya basta; no es el primer apagón y siempre caen embustes", se quejó Mauro Hernández, de 57 años, quien para llegar a su trabajo debió caminar una hora y media y deberá hacer el mismo trayecto cargando garrafones de agua.

Según el mandatario socialista, un francotirador provocó con "balas de alto calibre" una explosión en la hidroeléctrica de Guri, que genera 80% de la electricidad del país. El estallido, aseguró, produjo un incendio que prolonga el apagón.



A medida que pasan los días, la crisis se agrava ante la suspensión del bombeo de agua, la parálisis del transporte -en particular el metro de Caracas- y cortes en las comunicaciones que afectan a la banca electrónica, vital por la escasez de efectivo generada por la hiperinflación.

"Si yo no trabajo, no produzco, ¿y de qué vivo?, ¿de qué puedo vivir si no estoy produciendo nada porque el país está paralizado?", se pregunta Alexis Veroes, un mototaxista de 57 años.

Venezuela volvió a quedar a oscuras casi 20 días después de sufrir el peor apagón de su historia, que paralizó el país durante una semana.

 "No interferimos", dice Moscú 

Un día después de que el presidente Donald Trump exhortara a Rusia a retirarse de Venezuela, Moscú aseguró este jueves que sus tropas permanecerán en el país sudamericano "el tiempo que sea necesario" y dijo a Washington que no se "preocupe" por sus relaciones con Caracas.

"No creemos que terceros países deban preocuparse por nuestras relaciones bilaterales" declaró el portavoz presidencial ruso, Dmitry Peskov. "No estamos interfiriendo en absoluto", añadió.

Dos aviones rusos, un Antonov An-124 y un Ilyushin Il-62, llegaron la semana pasada a Venezuela.

Según los medios locales transportaban 99 militares y 35 toneladas de material, bajo el mando del jefe del Ejército de Tierra, el general Vasili Tonkoshkurov.

En medio de la presión internacional contra Maduro, Rusia y China, principales acreedores de la deuda externa venezolana (estimada en 150.000 millones de dólares), se han convertido en los grandes aliados del presidente socialista.

La portavoz del ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, repitió que se trata de "especialistas" que llegaron al país como parte de acuerdos de cooperación.

El Grupo de Contacto Internacional (GCI) sobre Venezuela comenzó a discutir sus avances para lograr a corto plazo el ingreso de ayuda humanitaria y elecciones presidenciales en ese país, en una reunión de cancilleres en Quito.

Movilización nacional

Desde hace una década, los apagones son frecuentes en Venezuela y sistemáticamente el gobierno los atribuye a sabotajes.

Así, la crisis energética se ha convertido en el último frente de batalla por el poder entre Maduro y Guaidó.

Guaidó prepara una movilización nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores en Caracas para asumir su control, en fecha por definir, y no descarta pedir al Legislativo que autorice el ingreso de una misión militar extranjera.

Washington, su más ferviente aliado, tampoco excluye una acción militar para deponer a Maduro, a quien se ha propuesto estrangular económicamente con sanciones como un embargo petrolero que se hará efectivo este 28 de abril.

MÁS SOBRE EL TEMA:



 




En esta nota