MUNDO

Elecciones en Venezuela: Maduro no cede y EEUU advierte con más sanciones


Para el domingo está prevista la jornada electoral. Nicolás Maduro asegura los comicios se realizarán por encima de las críticas y LA advertencia internacional. El Gobierno de Trump exigió la suspensión y amenaza con no quedarse con los brazos cruzados


El domingo Maduro buscará la reelección de un nuevo mandado
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 5 días

A pocas días de la realización de las elecciones en Venezuela -previstas para el domingo- aumentan los pedidos de países de dejarlas sin efectos por la falta de garantías y los cuestionamientos por sospechas de fraudes. El Gobierno de Donald Trumpo ya advirtió con más sanciones y acciones en caso de que se lleven adelante.

Sin embargo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, restó importancia este miércoles al riesgo de que se apliquen nuevas sanciones contra su país tras las elecciones generales anticipadas de este domingo, consideradas ilegítimas por la oposición. "Son amenazas inaceptables para cualquier país soberano del mundo", dijo Maduro en una entrevista con la cadena televisiva France 24. "Nadie debe meterse en los asuntos internos de otros países".

Aludiendo al riesgo de la Unión Europea, que aprobó ya paquetes de sanciones contra el país caribeño, aplique nuevas sanciones tras los comicios, Maduro afirmó que "no le importa" las sanciones de esa "élite que gobierna Europa" y que "tiene en la cabeza un complejo de superioridad colonialista".

"Ellos se creen dueños de sus antiguas colonias. Pero no es así, somos gente libre (...). No me importa, pero no me importa para nada la opinión de la élite europea sobre el proceso político venezolano", agregó el mandatario que se perfila como favorito en las elecciones, según las encuestas.

Sobre el llamado de varios países, incluyendo Estados Unidos y los 14 países del grupo de Lima, a suspender las elecciones, Maduro se mostró tajante. "En Venezuela va a haber elecciones" este domingo, afirmó.

 El heredero de Hugo Chávez cuestionó además las cifras publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que señaló recientemente que Venezuela culminará este año con una inflación del 13,800% y una caída del PIB del 15%.

 "La inflación es inducida, es producto de un ataque al sistema cambiario, a la moneda nacional", afirmó.   Admitió que Venezuela "tiene problemas económicos" pero agregó que "todos los países lo tienen". "Nosotros los atendemos y los iremos resolviendo", apuntó.   También negó que Venezuela atraviese una crisis humanitaria. Aceptó que existe un "problema de abastecimiento" pero para él la situación no es peor que la de otros países, como Colombia, "donde la miseria alcanza el 50%".

Rechazó además las afirmaciones de que más de un millón de venezolanos han cruzado la frontera con Colombia en busca de nuevas oportunidades. "No es verdad", afirmó.

Para Maduro, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, que participa en una "campaña permanente contra Venezuela" "inventó" ese "cuento".

Unos 20,5 millones de venezolanos -dos tercios de la población- están convocados par elegir al jefe de Estado en una sola vuelta.

Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina han advertido que no reconocerán los resultados de los comicios.

¿Qué hará EEUU?

El gobierno de Donald Trump anunció que no se quedará de brazos cruzados ante la "dictadura" de Nicolás Maduro. ¿Qué hará tras las elecciones del domingo, a las que considera un "fraude"? Desde sanciones económicas hasta una intervención militar, analistas consultados por AFP evalúan las opciones de Washington.

Estados Unidos, que desde marzo de 2015 considera a Venezuela "una amenaza a la seguridad nacional", ya aplicó una batería de medidas contra unos 60 funcionarios y exfuncionarios venezolanos, entre ellos Maduro y otros altos cargos, a quienes acusa de corrupción y narcotráfico. Trump también prohibió a entidades estadounidenses negociar deuda del Estado venezolano o de su petrolera PDVSA, y comerciar con el petro, la criptomoneda lanzada por Caracas.

Una parodia sobre confrontación entre los gobiernos de Venezuela y EEUU

"Si Maduro gana, como se espera, el gobierno estadounidense seguramente apretará las tuercas aún más", opinó David Smilde, del centro de investigación y promoción de los derechos humanos WOLA, con sede en Washington.

Aumentarán "las sanciones en contra de funcionarios, en algunos casos incluyendo a familiares y asociados", señaló Mariano de Alba, un abogado venezolano experto en relaciones internacionales que también vislumbra más acciones de ese tipo de la Unión Europea y Canadá, y de países latinoamericanos, impulsados por Washington a presionar a Caracas.

A la lista del Departamento del Tesoro se incorporarán personas que no han sido incluidas, como el poderoso dirigente Diosdado Cabello, estimó Jason Marczak, director del centro sobre Latinoamérica de la usina de pensamiento independiente Atlantic Council.   "Trump no tendrá más remedio que mostrar mayor dureza", apuntó Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, luego del anuncio días atrás de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, de "seguir aislando a Maduro hasta que ceda".

El efecto Conoco

No obstante, un embargo petrolero parece poco probable en el corto plazo, dijo De Alba, especialmente luego de que la estadounidense ConocoPhillips tomó el control de activos de PDVSA tras ganarle un litigio de más de 2.000 millones de dólares, un duro golpe para Caracas.

"Supone una gran carga para el gobierno de Maduro porque ningún petrolero venezolano puede salir a aguas internacionales sin la amenaza de ser incautado", dijo Marczak.

Smilde coincidió. Pero dijo que antes de un bloqueo total, Washington puede tomar medidas contra la industria petrolera venezolana, columna vertebral de la economía, como aplicar sanciones a las aseguradoras de los buques petroleros.

Henri Falcón cree que le ganará a Maduro

"Una medida más drástica -detener las importaciones de petróleo desde Venezuela- parece ahora menos probable, ya que eso podría exacerbar la crisis humanitaria del país, fortalecer a Maduro políticamente y abrir el camino para una mayor participación rusa y china en Venezuela", advirtió Shifter.

 Estados Unidos buscará evitar "factores externos" que agraven la "ya increíble crisis humanitaria" y lleven a la migración de más venezolanos, dijo Marczak.

 El factor militar

¿Pueden los militares jugar un papel en la "restauración democrática" que Estados Unidos busca en Venezuela?  Trump sugirió en agosto pasado "una posible" operación armada entre las "muchas opciones" para forzar a Maduro fuera del poder, una alternativa que algunos venezolanos en Miami han aplaudido y que pareció más verosímil con la llegada de "halcones" a la Casa Blanca: el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el asesor de seguridad nacional, John Bolton.

 Palabras vs hechos

Oficialmente, Washington promueve una presión externa multilateral que propicie una solución interna pacífica en Venezuela. Así lo aseguró el vicepresidente Mike Pence ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la semana pasada.

Richard Feinberg, del Instituto Brookings, deplora que no exista "una política coherente y factible".

"Creo que la retórica de la administración Trump sobre Venezuela, como en Cuba, está más orientada a complacer a las respectivas comunidades en el exilio que a obtener resultados reales en esos países", dijo. Victoria Gaytán, del grupo de expertos en política exterior Global Americans, espera sin embargo más presión a Caracas después del domingo, no sólo de Estados Unidos, sino internacional, desde el desconocimiento del resultado electoral, hasta restricciones de visas a funcionarios venezolanos y más sanciones económicas.



 




En esta nota