MUNDO

Embajador de Corea del Norte en Italia desertó y vive oculto


Jo Song Gil tenía que terminar a finales de noviembre pasado su presencia diplomática en Roma. Versiones dicen que pidió asilo en Italia pero el Gobierno de ese país lo negó


Imagen referencial de la bandera norcoreana
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

03/01/2019

El diplomático norcoreano de más alto rango en Italia ha huido y vive oculto, declaró este jueves un diputado surcoreano después de una reunión a puerta cerrada con los servicios de inteligencia surcoreanos.

"La misión del embajador interino Jo Song Gil tenía que terminar a finales de noviembre pasado y huyó del complejo diplomático a comienzos de noviembre" con su esposa, declaró a la prensa Kim Min-ki.

Esta reunión entre los servicios de inteligencia surcoreanos y los diputados tuvo lugar después de que el periódico surcoreano JoongAng Ilbo afirmara que el alto cargo pidió asilo junto con su familia en un país occidental. "Solicitó asilo a principios del mes pasado", afirmó una fuente diplomática citada por el periódico.



Una fuente próxima al ministerio de Relaciones Exteriores italiano afirmó que Roma no ha recibido una solicitud de asilo de parte del embajador interino norcoreano.

"No estamos al corriente" de tal solicitud de asilo, afirmó la fuente precisando que el ministerio sólo ha recibido una demanda de "sustitución" del diplomático por parte de las autoridades norcoreanas.

Según el diario JoongAng, este caso representa un rompecabezas para las autoridades italianas que, no obstante, "lo protegen en un lugar seguro".

El último diplomático norcoreano de alto rango en desertar fue Thae Yong Ho, quien abandonó su puesto de número dos de la embajada de Corea del Norte en Londres en 2016.



Jo, de 48 años, cubría el puesto de forma interina desde octubre de 2017, cuando Italia expulsó al entonces embajador Mun Jong Nam en protesta por el lanzamiento de misiles y por un ensayo nuclear llevados a cabo por Corea del Norte un mes antes, violando resoluciones de la ONU.

Se cree que Jo es "hijo o yerno de uno de los funcionarios de mayor rango del régimen de Pyongyang", dijo un experto no identificado al diario JoongAng.

A la mayoría de los diplomáticos norcoreanos que trabajan en otros países se les pide que dejen a familiares --a menudo los niños-- en Corea del Norte para evitar que deserten mientras trabajan en el extranjero.

Jo llegó a Roma en mayo de 2015 con su esposa e hijos, lo que sugiere que podría proceder de una familia privilegiada, señala el periódico JoongAng, que añade que la razón de su intento de deserción aún no estaba clara.

Cuando Thae desertó, justificó su decisión en parte por su deseo de ofrecer un futuro mejor a sus tres hijos, después de que se le hubiera ordenado regresar a Corea del Norte.





 




En esta nota