MUNDO

Europa y EEUU suben la presión sobre Caracas


La Unión Europea y Estados Unidos alertaron que la jura de Maduro aleja la posibilidad de una solución constitucional


En las calles de las principales ciudades se escucharon los cacerolazos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

11/01/2019

La Unión Europea (UE) lamentó la investidura de Nicolás Maduro para un segundo mandato como presidente de Venezuela, después de hacer “caso omiso” al llamamiento para la celebración de unas elecciones democráticas y opinó que ello aleja una solución constitucional negociada. Mientras tanto, Estados Unidos calificó de “dictador” a Maduro y llamó al pueblo venezolano a recuperar su democracia.

“Las elecciones presidenciales celebradas el pasado mayo en Venezuela no fueron ni libres ni justas. Sus resultados carecieron de credibilidad, ya que el proceso electoral no proporcionó las garantías necesarias para la celebración de elecciones integradoras y democráticas”, dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en un comunicado.

La UE lamenta, señaló, que Venezuela ignorara el llamamiento para unas elecciones presidenciales “de conformidad con las normas democráticas internacionalmente reconocidas y el orden constitucional venezolano” y que el presidente Maduro “emprenda hoy un nuevo mandato sobre la base de elecciones no democráticas”.



En tanto, el Gobierno de Estados Unidos anunció que no reconocerá la “toma de posesión ilegítima de la dictadura” del presidente venezolano Nicolás Maduro, a la vez que incrementará su presión sobre ese “régimen corrupto”.

“Estados Unidos no reconocerá la toma de posesión ilegítima de la dictadura de Maduro”, aseguró John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca en un mensaje en Twitter.

Bolton subrayó que el Gobierno del presidente de EEUU, Donald Trump, “continuará aumentando su presión sobre el régimen corrupto, respaldando la Asamblea Nacional democrática, y exigiendo democracia y libertad en Venezuela”.

Por su lado, Mike Pompeo, secretario de Estado, subrayó en un comunicado paralelo que “es hora de que Venezuela comience un proceso de transición que pueda restaurar el orden democrático y constitucional a través de la celebración de elecciones justas y libres que respeten la voluntad del pueblo venezolano”.