MUNDO

Gobierno argentino destaca el debate democrático tras el 'no' del Senado al aborto


La iniciativa en debate garantizaba el aborto dentro de las 14 semanas de gestación con el solo requerimiento de la mujer. El Senado rechazó con 38 votos en contra, 31 a favor y dos abstenciones la iniciativa legislativa.

En Argentina hubo manifestaciones a favor y contra el aborto. Foto: AFP
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/08/2018

El Gobierno de Argentina destacó el debate "democrático" que se dio en los últimos meses sobre el aborto luego de que el Senado rechazara un proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, una decisión que los sectores "provida" han celebrado ampliamente.

Horas después de que en la madrugada de este jueves la Cámara Alta rechazara por 38 votos en contra, 31 a favor y dos abstenciones la iniciativa que sí había recibido el visto bueno en Diputados en junio pasado, el presidente argentino, Mauricio Macri, dijo que el debate social sobre este asunto continuará.

En declaraciones a la prensa, el mandatario consideró "muy importante" seguir trabajando en una formación integral que incluya "el capítulo de la educación sexual". Actualmente, la ley argentina solo permite el aborto cuando el embarazo es fruto de una violación o peligra la vida de la madre.

La iniciativa en debate garantizaba el aborto dentro de las 14 semanas de gestación "con el solo requerimiento de la mujer", mientras que más allá de esa semana se permitiría para embarazos productos de una violación, en caso de riesgo para la vida o salud de la mujer o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto.

Te puede interesar: Senado de Argentina rechaza despenalizar el aborto

El proyecto, que por años fue impulsado sin éxito por fuerzas de izquierda y grupos feministas, comenzó a tratarse en el Congreso este año luego de que Macri habilitara el debate al dejar en libertad de acción a los parlamentarios del frente gobernante Cambiemos.

"Estos 180 días fueron un período de crecimiento democrático para nuestra sociedad en un tema que no se debatía hace casi 100 años", destacó a la prensa el jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña.
 Consideró que convocar a una consulta popular sobre el aborto no cree que "sea el camino" para dirimir las marcadas posiciones a favor y en contra sobre este tema, que se han expresado en las calles de todo el país, con multitudinarias manifestaciones.

"Se eligió el camino del debate parlamentario. Este año fue ese el debate", sostuvo Peña sobre la iniciativa que, tras el rechazo del Senado, no podrá ser presentada nuevamente para su tratamiento hasta el año próximo.

También puedes leer: Una 'marea verde' que ganó en las calles y perdió en el Congreso

 

Por su parte, el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien abiertamente se había declarado a favor del proyecto, reconoció hoy estar "un poquito frustrado con el final" del debate parlamentario y abogó por aplicar los protocolos vigentes para la interrupción legal del embarazo bajo los presupuestos admitidos.

El rechazo a la iniciativa fue ampliamente celebrado hoy por diversos colectivos que defienden los derechos del niño por nacer y que han llamado al diálogo para desarrollar acciones a favor de las mujeres con embarazos no deseados.

La Unidad Provida, integrada por distintas organizaciones contra el aborto, agradeció hoy en un comunicado el "coraje" de los senadores que "defendieron con convicción los derechos de las mujeres y los niños por nacer, levantando la voz por los más indefensos".

El colectivo pidió a los partidarios de la legalización fomentar "un sincero diálogo" para reducir la "división" que provoca este asunto y trabajar juntos por que no mueran "más mujeres ni niños por nacer". Por su parte, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de Argentina felicitó en un comunicado a los senadores que han "honrado la dignidad de la vida del niño por nacer" y han decidido conforme a las "leyes fundamentales".

Mira esta otra notaAborto legal en Argentina: estas son las mujeres que se tomaron las calles

"Conscientes de que el aborto no es la solución, apelamos a la sociedad en general, pero en particular a quienes se oponen al aborto, a redoblar los esfuerzos para encontrar caminos de vida para enfrentar tanto dolor", sostuvieron.

En tanto, los obispos católicos de Argentina destacaron los "esfuerzos" aunados en el diálogo interreligioso "para proteger la vida desde la concepción" y agradecieron a los parlamentarios, organismos e instituciones "que se han pronunciado en defensa de la vida".
 "Se trata ahora de prolongar estos meses de debate y propuestas en la concreción del compromiso social necesario para estar cercanos a toda vida vulnerable", señaló la Conferencia Episcopal Argentina en un comunicado. 



 




En esta nota