MUNDO

May sufre dura derrota tras rechazo a su acuerdo con la Unión Europea por el Brexit


Por 432 votos en contra y 202 a favor, fracasó el acuerdo con la UE dirigido por Theresa May. El líder de la oposición, Jeremy Corbyn presentó el pedido para censurar al Gobierno y activar unas elecciones anticipadas en el Reino Unido


Theresa May está a un paso de quedar fuera del poder y demanda un nuevo consenso
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/01/2019

El Parlamento del Reino Unido votó ayer en contra del acuerdo sobre el “brexit” que alcanzó la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, con la Unión Europea (UE).

Por 432 votos en contra y 202 a favor, la Cámara de los Comunes rechazó el pacto presentado por May, que cuenta ahora con un plazo hasta el próximo lunes para exponer un plan alternativo. Mientras tanto, la oposición presentó una moción de censura contra el Gobierno de la primera ministra, la conservadora Theresa May, que podría derivar en elecciones generales anticipadas.

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, planteó esa moción poco después de que la Cámara de los Comunes haya rechazado por 230 votos de diferencia el acuerdo del “brexit” alcanzado entre el Ejecutivo conservador y la Unión Europea (UE).



Corbyn calificó el rechazo al acuerdo como “catastrófico fracaso” del Gobierno conservador liderado por May y aseguró que es “la peor derrota” -432 votos en contra y 202 a favor- de un Ejecutivo en una votación similar desde los años 20 del siglo pasado.

El político laborista señaló que después de dos años de negociaciones el veredicto de hoy era “totalmente decisivo” y aseguró que la prioridad de la “premier” este tiempo ha sido “únicamente el Partido Conservador”.

“Un no acuerdo debe salir de la negociación, se debe asegurar una unión aduanera permanente y la garantía de que los derechos de los ciudadanos serán protegidos”, proclamó, al tiempo que dijo que la jefa de Gobierno ha “cerrado la puerta al diálogo”.

La primera ministra confirmó que mañana se debatirá y votará esa moción de censura, que podría desembocar, en última instancia, en unas elecciones generales anticipadas en el Reino Unido.



Si May no recibe el respaldo de al menos la mitad de la cámara, se abrirá un periodo de 14 días en el que ella u otro candidato tendrán la opción de volver a proponer un Ejecutivo que cuente con la aprobación del Parlamento.

Pero, si, pasado ese periodo, los diputados no han respaldado a un nuevo Gobierno, se iniciará de forma automática el proceso para celebrar unos comicios, el objetivo que persigue el líder de la oposición.

Qué decía el acuerdo

El acuerdo de Brexit que habían acordado Londres y Bruselas y que el Parlamento británico rechazó ayer tenía por objetivo garantizar que Reino Unido sale de la Unión Europea de forma ordenada el 29 de marzo.

Sus disposiciones claves buscan evitar una frontera dura entre la República de Irlanda -miembro de la UE- y la provincia británica de Irlanda del Norte, proteger los derechos de los ciudadanos europeos y británicos y fijar la última contribución financiera que Reino Unido debe hacer al presupuesto europeo.



Sobre Irlanda del Norte, el acuerdo intentaba evitar la reintroducción de una frontera clásica entre Irlanda, país de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte al tiempo que se preserva el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998.

Sobre los derechos de los ciudadanos, el acuerdo señala: “Los ciudadanos establecidos en Reino Unido y los británicos establecidos en un país de la Unión antes del final del periodo de transición podrán continuar viviendo su vida como antes en su país de residencia”, indica el acuerdo. Los derechos de los ciudadanos en la UE, como el de poder solicitar la residencia tras cinco años viviendo en un país, se respetará para aquellos residentes actualmente en Reino Unido o en uno de los otros 27 países del bloque o que lleguen durante el período de transición.

El proyecto de acuerdo prevé que más de 4 millones de ciudadanos (3,2 millones de europeos en Reino Unido y 1,2 millones de británicos en el resto del bloque) puedan continuar estudiando, trabajando, recibiendo ayudas y reagrupando a sus familias.

LA SALIDA DEL REINO UNIDO TENDRÁ UN COSTO DE 51.000 MILLONES DE DÓLARES
El Brexit tendrá un costo entre 35.000 y 39.000 millones de libras (entre 45.000 y 51.000 millones de dólares), según el gobierno británico, en base al método de cálculo del acuerdo de divorcio.

El Reino Unido deberá cumplir todas las obligaciones financieras que asumió como miembro de pleno derecho de la UE desde 1973, incluso si estas se extienden más allá del final del periodo de transición.

Al consumar el divorcio a las 23:00 GMT del 29 de marzo (medianoche del 30 de marzo en Bruselas), Reino Unido seguirá durante 21 meses en el mercado interior de la UE y en la unión aduanera, para dar tiempo a las empresas y los países a preparar la ruptura final.

Este periodo de transición finaliza el 31 de diciembre de 2020, una fecha que coincide con el final del Marco Financiero Plurianual de la UE 2014-2020, si bien ambas partes pueden decidir a mediados de ese año prolongarlo hasta finales de 2022.