MUNDO

Miles retiran depósitos y la bolsa se desploma en Argentina por la crisis


El riesgo país sube a 2.529 puntos. El nobel de economía Paul Krugman, critica a Macri y al FMI por las medidas anticrisis impuestas en Argentina. El organismo debe decidir si entrega $us 5.400 millones este mes


El Gobierno autorizó la extensión del horario de atención en los bancos. Foto: AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

04/09/2019

Miles de argentinos se volcaron a los bancos de Buenos Aires para reclamar por sus depósitos en momentos en que se agrava la incertidumbre por la crisis financiera que llevó al regreso del dólar paralelo o “blue” que ayer cotizó en 63,3 pesos, mientras que oficial cerró en 58,4 pesos por unidad. El denominado “riesgo país” trepó hasta los 2.529 puntos, lo que mantiene a la nación rioplatense al borde de la cesación de pagos o “default”.

El riesgo de que Argentina vuelva a entrar en cesación de pagos ha reavivado el fantasma del corralito de 2001 y con ese miedo muchos argentinos recurren al bien más preciado en las crisis: la divisa estadounidense.

En los últimos 20 días de agosto, los depósitos en dólares se redujeron en 3.950 millones, según datos del Banco Central, y la sangría se aceleró este lunes, cuando debutó el control de cambios impuesto por el Gobierno de Mauricio Macri. Los bancos fueron autorizados a extender su horario hasta las cinco de la tarde para atender el aumento de demanda y a primera hora del día había filas frente a todos ellos.



Los argentinos que esperaban a que abriesen las puertas eran reacios a hablar, pero algunos aceptaron bajo condición de anonimato.

“Quería sacarlos el viernes cerca del laburo [trabajo] y me dijeron que tenía que ser en mi sucursal. Si no me los dan hoy prendo fuego al banco”, señaló con bronca un comerciante de 48 años consultado por el diario El País. “Lamentablemente esto ya lo vivimos muchas veces en Argentina”, se sumó una mujer jubilada que estaba detrás de él en medio de insultos a Macri: “Nos endeudó y volvió a entregar el país al FMI”, dijo en referencia al préstamo de 57.000 millones concedido por el organismo internacional.

Dólar blue

El Banco Central salió a vender dólares en forma directa y sin anticipar el monto, rompiendo con una metodología de subastas que estaba vigente desde octubre del año pasado, con la asunción de Guido Sandleris al frente de la entidad. El BCRA no informará -como hacía hasta ahora- cuántos dólares vendió de las reservas.



El dólar oficial se mantuvo estable y cerró a 58,48 pesos, según el relevamiento del BCRA.

El Banco Central decidió salir a vender divisas, pero por primera vez desde el acuerdo con el Fondo Monetario, lo hizo sin subastas. De esta forma, en el mercado no saben cuánto fue lo que colocó.

A partir de las medidas anunciadas el domingo, las empresas no pueden comprar dólares para atesorar. Sólo pueden adquirir para pagar deuda o importaciones. Además, las exportadoras deben liquidar sus divisas a los 5 días de cobro.

Con el cambio de reglas volvieron a ser relevantes otras cotizaciones del dólar que permiten comprar divisas por fuera del mercado de cambios. Así, el dólar “contado con liqui” (se usa para sacar dólares del país) cotiza a 65,40 pesos; el dólar “Bolsa o MEP” (a través de la compra-venta de bonos en el mercado local) se ubica en 60,70 pesos y el dólar blue (informal), a 63,30 pesos en promedio.

Mercado desplomado



El índice S&P Merval de las acciones de las empresas líderes que se cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires se desplomaba un 14,17% en la media sesión de ayer, el segundo día de las medidas de control de cambio que el Gobierno argentino comenzó a aplicar el lunes.

A las 14:47 hora local (17:47 GMT), el rojo dominaba todos los paneles de la bolsa, después de que el indicador líder registrara el lunes un fuerte ascenso del 6,45%. Tres energéticas como YPF (-17,56%), Pampa Energía (-16,93%) y Edenor (-16,84%) eran las que más perdían en el mercado local.

PAUL KRUGMAN: “LLORO POR ARGENTINA Y TRATO DE ENTENDER EL DESASTRE”
A través de varios mensajes en su cuenta de Twitter, el ganador del Premio Nobel de Economía Paul Krugman dio su visión sobre cuáles fueron las causas de la actual crisis que atraviesa la Argentina. “Estoy llorando por la Argentina y trato de entender el desastre”, inició su hilo el economista.

“Cuando Mauricio Macri asumió el cargo, ya tenía un problema de déficit gemelos: fiscal y de cuenta corriente, con un desequilibrio significativo en la cuenta corriente”, detalló Krugman.

“La ‘respuesta del libro’ es la consolidación fiscal más la devaluación de la moneda, de modo que las exportaciones netas compensen la caída de la demanda interna. Pero Macri no pudo o no quiso hacerlo, no estaba dispuesto a soportar la reacción social a los grandes recortes presupuestarios”. Según Krugman, Macri tampoco quiso permitir una rápida depreciación del peso, tanto por el impacto inflacionario en un país con una larga historia de suba de precios, como por la deuda nominada en dólares. En cambio, optó por recurrir a más préstamos extranjeros. Krugman criticó al FMI: “Se repiten errores y ellos deberían haberlo sabido”.



 




En esta nota