Inicio Editorial Clima Clasificados  
   
   
TERTULIANDO CON LOS FAMOSOS
Adolfo Mier Rivas: «Los bolivianos nos reímos porque nos cansamos de llorar»
El hombre fuerte de Chaplin Show abrió su corazón a los lectores de Sociales. Adelantó que todavía no piensa jubilarse


19 de Septiembre de 2012 | 20:01
A+ A-

Cristian Massud L.

Él no requiere presentaciones, porque su nombre va casado con su grupo humorístico, Chaplin Show ¡Y quién no ha ido a ese teatro a divertirse!
Adolfo Mier Rivas fue nuestro invitado de lujo y aquí contestó a los lectores, como siempre, fiel a su estilo.

- ¿Está cerca el día en que cuelgue el lapicero o lo tendremos para rato? (Joazil Cueto Yépez)
- La pregunta impulsa a redactar un epitafio, pero si cuelgo el lapicero aceleraré ese fin, por lo tanto van a tener que aguantarme mucho tiempo más.

- ¿Cuándo nació Adolfo Mier Rivas, el humorista? ¿Qué es lo que los separa y los une al hombre del cómico? (Yasmín Capobianco)
- Nací el día de San Roque y eso ya es para reír. En vez de biberones o baberos, me llevaron rosquetes y globos para adornar mi cuna y así la gente empezó a reír. Era tan feo (no he mejorado mucho) que la ‘matrona’ al verme nacer, no sabía si era una mascota o una guagua.
El ‘oso’ y Adolfo Mier Rivas son una misma cosa. Ambos nacimos para darle una chispa a la vida, son siameses unidos por el optimismo y el amor.

- ¿Qué soñaba ser en grande cuando era pequeño? ¿Qué siente que le falta por hacer? (José Lampe)
- De pequeño quería primero ser grande para jugar básquet y no lo logré ni tomando tres vasos de leche al día, pero siempre soñé con las luces. Tengo muchas tareas pendientes. Quiero poner en escena mis dramas, pero estoy tan identificado como ‘comediógrafo’, que sería doloroso para mí, que cuando la gente vea mis obras serias se ría, o lo peor, me pidan que les desvuelva sus entradas.

- ¿Qué hay de su vida personal? ¿Está casado? ¿Cuántos hijos tiene y qué lugar ocupa el amor en su vida? (Gabriela Sosa)
- No estoy casado, estuve. Soy padre de siete hijos, que a la vez se multiplicaron por nueve nietos y dos bisnietos. A estas alturas de la vida encontré un gran amor, una gran compañera, una cómplice adorable. Es mi Dulcinea y siendo yo su Quijote, seguimos tras los molinos de viento para hacer posibles los sueños imposibles.

- ¿Qué lo trajo desde Cochabamba, donde se crió, y por qué se quedó? ¿Se considera un cruceño más? (Alfredo Paz)
- Desde mis 15 años esta ciudad fue mi novia Santa Cruz. El proyecto Chaplin se consolidó acá y me vine petacas y socios. Soy un cruceño más, un hombre agradecido con esta tierra y su gente que hace posible que tengamos 27 años de vigencia como institución del humor.

- De todos los personajes que ha creado, ¿cuál siente que es el más exitoso? (Felipe Barba)
- Creo que la guaraya que interpreta Gerardo Zabala y la doméstica que interpreta María René Liévana. Ella era una ‘normandiense’, pero la transformó y la bautizó con otro nombre. Ahí están ambos, vigentes.

- ¿Qué lo hace llorar? (Sebastián Suárez)
- Todo. Una obra de teatro, un tema musical, un crepúsculo, un adiós, la selección boliviana y ver bailar Wachiturro.

- ¿Cómo escribe sus guiones? ¿Necesita un espacio solo? ¿En qué se inspira? (Vania Vásquez)
- Ese es mi talón de Aquiles. Agarro un biombo y me aparto del mundo hasta que nazca la criatura. En ese paréntesis me vuelvo insoportable, escribiendo y ensayando. Luego me gusta mucho compartir ese proceso con mis actores. Al final de cuentas ellos son los que aportan su formación con creatividad. Soy periodista y la realidad nacional es mi fuente de inspiración.

- ¿Cree que su hijo, Sergio, es el heredero de lo que ha construido? (Bianca Sosa)
- No sé si del edificio, pero sí de esta obra que tiene otros padres más, como son mis socios Ernesto Ferrante y Hugo Daza.
Creo que sí, pero no siguiendo mis pasos, sino imprimiendo su propia senda, con su propio estilo y sus propias creaciones.

- ¿Qué le diría a Evo Morales y a Rubén Costas? (María René Rosales).
- Me encantaría invitar al presidente a Chaplin Show. Es el único presidente que no nos ha visitado, dado el sentido de humor que tiene (deduzco ello por sus declaraciones a veces divertidas), la pasaría muy bien. A Rubén Costas le diría que siempre lo veo muy cuerdo, porque nunca pierde el juicio.

- ¿Somos un país para reírnos de nosotros mismos? ¿Por qué? (Frank Gómez)
- Díaz Machicado decía que los bolivianos nos reímos porque nos cansamos de llorar. Creo que vamos a seguir llorando porque siempre nos hemos desangrado entre hermanos y nos frustramos cuando los experimentos de modelos no funcionan o se pinchan por la incapacidad y la corrupción, pero como un atisbo firme de vida, de optimismo, nos seguiremos riendo, porque seguimos confiando en nosotros mismos.

- ¿Cómo desearía que lo recuerden? (Ximena Sánchez)
- Como un hacedor de sueños y un irreverente ante los poderosos. ¡Ah! Y como un buen tipo. Esito sería.









 Más Ciudad






 
   
HOY: InicioCiudadPaísMundoDeportesFinanzasMujerTecnología
EDICIÓN IMPRESA: PortadaSanta CruzNacionalEconomíaSocialesEscenasEditorialClimaLectores
SERVICIOS: HoróscopoONADEM Medios a la vista
NOSOTROS: InstitucionalQuienes Somos
 

 

PILOTO: 591 (3) 3538000 - Fax Redacción: 591 (3) 3536637   -   Fax Publicidad: 591 (3) 3539053
Derechos Reservados © 2010 - 2014

Santa Cruz - Bolivia