PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 24/07/2018


¿A qué le teme el MAS?

¿A qué le teme el MAS? La respuesta es obvia, al cambio. La disputa en torno a las plataformas y la demanda de respeto al voto ciudadano ha desvelado los más profundos temores del oficialismo. Casi 13 años de gobierno lo han transformado en una organización política conservadora, le es imposible imaginar otro país, le teme profundamente a las fuerzas emergentes nucleadas en plataformas y colectivos, le asusta el futuro y sus miedos emergen no solo de una perspectiva equívoca, sino, y principalmente, del fallido intento de construir una nación sobre las bases de un racismo anacrónico, extraño a la naturaleza de la modernidad tecnológica y las fuerzas de la historia del capitalismo.

Frente a su proyecto comunitario se alza una generación cuyos horizontes van mucho más allá del provincianismo pachamamista. A las plataformas y los colectivos que tomaron las calles, la propuesta de volver a los orígenes que tan bien había diseñado Boaventura de Sousa Santos les ha resultado una versión contemporánea de las utopías de Moro; quimeras que intentan instalarse como ensoñaciones imposibles adversas al curso de la historia universal. 

Como se trata de generaciones marcadas por la globalización, su acción política funciona en otras claves. Las viejas polaridades izquierda/derecha, socialismo/neoliberalismo, mestizo/indígena no engrana en el ideario de un mundo hiperconectado. Frente a esto, el MAS se presenta  como una rémora del pasado, una reliquia de la sociedad premoderna.

Las fuerzas acantonadas en Palacio de Gobierno sufren las dolencias del ancien régime, las mismas dolencias que experimentaron los viejos monarcas del siglo XVIII cuyas cabezas rodaron bajo la guillotina de 1789 en Francia. Su tenaz negativa a aceptar que los tiempos han cambiado, que la dialéctica de su propio accionar los obliga a dar paso a las nuevas generaciones y mudar sus percepciones y narrativas los lleva irremediablemente a un final desastroso, típico, además, de aquellos caudillos que se creen insustituibles, como los reyes de la vieja Europa. Como los príncipes feudales. Tenía razón  Nietzsche: la historia siempre se repite, pero de otra manera.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La guerra sucia
Panorama electoral
La violencia en nuestro medio
Trabajando para el enemigo
Inseguridad y violencia
El ‘mesismo’ de Mesa
Lecciones de una revolución fallida
El ‘pueblo’ en el proceso de cambio
Los demonios del MAS
“Q’aras contra indios”
El personaje del año
El primer congreso de sociología de Santa Cruz de la Sierra
Las herencias de Evo
El tiempo de los ciudadanos
Jugándonos el futuro
El triunfo de la verdad
Potosí: cara a cara
¿A qué le teme el MAS?
El MAS en su laberinto
Plataformas: cada cual en su burbuja
En Facebook


19/05/2019
Oficina gestora de procesos
19/05/2019
Estado débil
19/05/2019
Comunicación, su sentido
19/05/2019
De neuronas y culpables
19/05/2019
Sobre Soza, un fiscal fugitivo
19/05/2019
Acerca de revolú y reboludos


EL DEBER
 
Te puede interesar
La Policía Federal investiga ambos hechos de sangre.
MUNDO

Al menos 16 muertos en dos ataques con armas de fuego en Brasil

El presidente Evo Morales fue entrevistado por medios estatales este domingo. Foto: ABI
BOLIVIA

Evo dice que la oposición agredió a Almagro y que mintieron al decir que la OEA lo inhabilitaría

Smith (sin birrete) ya había anunciado una donación antes.
EN EEUU

Millonario sorprende en EEUU a afroamericanos al cubrir su deuda estudiantil

Diez
Así retiraban a Hurtado del la cancha. Foto: Captura Vladimir Callisaya
LUTO

Periodista transmitió en vivo el momento trágico en El Alto

Primero, Pérez oró por Hurtado en el gramado. Foto: Captura Vladimir Callisaya
LUTO

Julio César Pérez se subió a la ambulancia: “Sentí la necesidad de ir a orar por él”

Pedro Saucedo, presidente de la Comisión Única de Árbitros, y Hurtado
TRAGEDIA

Pedro Saucedo: “Hasta bromeó en el entretiempo del partido con los dos líneas”

Sociales
Foto: Instagram Miguel Bosé
SOCIALES

Miguel Bosé desfila en falda y por primera vez con sus hijos en una alfombra roja

 Cleisi Capiona, miss Perla del Acre; Diana Carlile Cuéllar, miss Pando y Neyda Yushara Chuquimia, srta. Pando Foto: Privilege Studio
SOCIALES

¡Pando ya tiene reinas!

Foto: Marco Guzmán/Arreglo personal: Alejandro Gamboa
ENTREVISTA

La irrupción de una modelo de pollera que quiebra todos los moldes