PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 25/01/2018


Crónica del paro cívico y algo más...

El presidente del comité cívico atribuyó el éxito del paro de actividades a la disciplina de la gente, pero respecto a la indisciplina de sus confraternos optó por el silencio institucional ante la falta de justificativos. Y, efectivamente, hay cosas que, por ser obvias, no pueden ser tapadas fácilmente, y las cámaras de la TV mostraron imágenes de los confraternos y los comparseros (de ambos sexos) entregados a la pachanga y al trago en los puestos de bloqueo, aprovechando la ausencia de autoridad.


Además, la indisciplina fue el medio más efectivo que encontraron para exteriorizar su repudio al Código Penal de Evo Morales, “norma maldita”, en concepto de los organizadores del paro. De no haber sido por la intercesión de San Pedro, que después hizo llover, nuestras calles y avenidas continuarían despidiendo la ‘perfumada brisa’, obsequio de los bloqueadores.


Como el paro no fue cívico un 100%, salieron  a la palestra los opositores de siempre para anunciar que las horas de Evo Morales en el poder estaban contadas, siendo que falta cierto tiempo para la caducidad legal de su mandato, y aún está por verse si prosperan los cuestionamientos que se hacen a su repostulación. También se incorporaron algunos analistas adversos al régimen aportando sus propias predicciones al estilo de Nostradamus, el profeta del desastre. Unos calificando la situación como “color de hormiga” y otros hablando de “punto de saturación y agotamiento”, pero todos uniformes y contestes, y sobre todo contentos ante el inminente derrumbe de Morales, aclarando que será la clase media insurgente, y no la chusma, la que gestionará el recambio.


Por si fuera poco, también reaparecieron otoñales exdirigentes  anunciando el milagro de la resurrección de sus partidos difuntos junto con sus militantes (caso ADN y otros), siendo que estos, oportunamente, y al ver que las cosas se pusieron realmente ‘color de hormiga’, migraron a otras tiendas políticas, demostrando poseer un instinto de supervivencia bastante desarrollado.


La presente crónica no termina aquí, apenas comienza, porque la única forma de detener la seguidilla de paros depende más de Evo Morales que de sus adversarios, y estamos viendo que ha empezado por hacer concesiones a la oposición, “y entre estas y la derrota –decía Sergio Almaraz– no hay más que un paso”.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El transfuguismo en su mejor momento
El federalismo
Santa Cruz de los collas
Cotas, una empresa tecnológica
El Comité Cívico y el representante provincial
En nombre de la democracia
Requiescat por Mauricio...
Cuidado con las guarimbas
Réquiem por el Palacio Quemado
El padre Toribio (crónica de ayer)
La confrontación por Incahuasi
La corrupción en competencia
Anticuado recurso del método
Persona non grata
Cortacintas de ocasión
Crónica del paro cívico y algo más...
¿Traidores a la patria?
En Facebook


18/09/2019
La racionalidad ausente
18/09/2019
Leer y escribir ¿responsabilidad del docente de la ‘U’?
18/09/2019
Un país pobre
18/09/2019
Innovación ¿Cómo vamos?
17/09/2019
El valor del voto contra la conspireta
17/09/2019
La perdida batalla del oficialismo


EL DEBER
 
Te puede interesar
El Gobierno contrató el helicóptero Chinook para sofocar llamas
SANTA CRUZ

El desembolso de Bs 1.400 millones se hará según las necesidades

Crónicas

cara a cara

Diez
FÚTBOL

Lampe cuenta las horas para debutar en el Clausura

Así le dio la bienvenida Binacional a Mosquera. Foto. BinacionalFC
DIRECTOR TÉCNICO

Mosquera vuelve al fútbol peruano de la mano de Binacional

Luis Gutiérrez vuelve a ser opción en la academia paceña. Foto: Prensa Bolívar
LA PAZ

Gutiérrez y Arce, listos para volver en Bolívar

Sociales
SOCIALES

Kim Kardashian no tiene lupus; este es su verdadero padecimiento

SOCIALES

Alexia Dabdoub, sin signos del embarazo

SOCIALES

Shakira confesó que ella y Piqué no son una pareja tradicional