PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES DATEC
OPINIÓN



| 19/06/2018


Evo y el zar de Rusia

“Por el día cortamos unos grandes abetos (…). Hubo un fuego enorme, el cielo estaba rojizo y en el aire había olor a quemado, quizá de turba quemada en algún lugar. Fuimos a navegar un poco. Paseamos hasta las 8 de la tarde. Comencé un volumen de El Conde de Montecristo”. Esto escribió el zar de Rusia Nicolás II poco antes de ser ejecutado por las fuerzas revolucionarias.

El trágico acontecimiento me viene a la memoria porque es uno de los más célebres casos en que aún al borde de su estrepitosa y sangrienta caída, Nicolás II, el poderoso zar de la portentosa Rusia decimonónica mostraba un grado de enajenación incomprensible, era, sin darse cuenta, la primera víctima de la distancia que años de poder lo habían alejado de la realidad de su pueblo.  

Suele pasar que las prebendas del poder y el espejismo de un goce ininterrumpido y aparentemente eterno, arrastran a los poderosos a un estado de indiferencia frente a la opinión pública que se asemeja mucho a la estupidez. Cuando los que detentan las riendas de una nación creen que su voluntad es incuestionable al punto de que cualquier explicación banal se esgrime con la certeza de que todo un pueblo la creerá más allá de lo simplona y pintoresca que parezca, es claro síntoma de que la distancia entre el poderoso y su pueblo es insalvable. 

Algo así vivimos estos días. Al presidente le es absolutamente indiferente si una nación entera se siente ofendida con su deportivo viaje a Rusia. El pueblo del que tanto se jacta entiende que el caudillo se ha extraviado al punto que ya le es imposible comprender que estos vergonzosos derroches lo único que hacen es poner en evidencia que el humilde Evo del 2006 ha desaparecido, en su lugar tenemos un Nicolás II a la boliviana. El ruso leía Alejandro Dumas mientras Moscú ardía bajo el fuego bolchevique, el nuestro disfruta del Mundial futbolístico mientras los universitarios de la UPEA ponen la ciudad de cabeza.

Presenciamos un momento en que el ciudadano de a pie percibe que el régimen ha perdido la perspectiva del pueblo. Está en otras coordenadas. Sus explicaciones resultan tan graciosas, por decir lo menos, que ya solo pueden producir mayor rechazo, el rechazo, empero, suele ser proporcional a la furia de la protesta. El Gobierno debe repensar los límites del albedrío del que hace gala, no vaya a ser que cuando menos lo espere la ciudadanía decida ponerle fin a esta algarabía de Poder.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Ideología de los números: encuestas y sufragantes
El nuevo parlamento
Maduro, el peor de todos
La Ley del Artista y el poder del Estado
El debate imposible
Un tal Almagro
La guerra sucia
Panorama electoral
La violencia en nuestro medio
Trabajando para el enemigo
Inseguridad y violencia
El ‘mesismo’ de Mesa
Lecciones de una revolución fallida
El ‘pueblo’ en el proceso de cambio
Los demonios del MAS
“Q’aras contra indios”
El personaje del año
El primer congreso de sociología de Santa Cruz de la Sierra
Las herencias de Evo
El tiempo de los ciudadanos
En Facebook


17/08/2019
Los relatos del Siglo XX
17/08/2019
El peso del pasado
17/08/2019
¿Quién es el adversario a derrotar?
17/08/2019
Bolivia y el mundo
17/08/2019
La confrontación infinita
16/08/2019
Propaganda esquizofrénica


EL DEBER
 
Te puede interesar
El primer mandatario fue recibido por sus militantes en la sede de Gobierno I Foto: Abya Yala.
BOLIVIA

MAS pretende reunir a más de 100.000 personas en proclamación a Evo

El hecho se registró minutos antes de las 08.00 de este sábado I Foto: captura.
SANTA CRUZ

Observatorio reporta un sismo de 3,6 grados en la provincia Ichilo

El fuego devora cientos de hectáreas de bosque en Roboré. El humo afecta a la gente. Foto: JORGE IBÁÑEZ
SANTA CRUZ

Fuego voraz llega al valle de Tucabaca y declaran emergencia departamental

Diez
Suárez se lesionó este viernes durante la derrota ante el Athletic Club. Foto: AFP
BARCELONA

Luis Suárez podría estar un mes de baja por lesión

Olguín ingresará por el lesionado Nogueira. Hará dupla en la zaga central con Cuéllar. Foto: Rolando Villegas (archivo)
ORIENTE

Olguín se hace un lugar tras la lesión de Nogueira

Rafinha es una opción que tiene el entrenador de Blooming para el partido de mañana en la Villa Imperial frente a Real Potosí. Foto: Jorge Uechi
BLOOMING

Rafinha y Alexis Blanco irán a la Villa Imperial

Sociales
Voluntaria. Rebeca Mariscal es una profesional que aprendió la Lengua de Señas Bolivianas. Es traductora y defensora de las personas con deficiencias auditivas. En la foto ella dice “te quiero”.
SOCIALES

Signos que guían en la vida

Su nombre real es Madonna Louise Veronica Ciccone y es cantante, compositora, actriz y empresaria
SOCIALES

Madonna, 61 años de gloria

SOCIALES

Maggie Civantos, de Las Chicas del Cable, se despidió de la serie