PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 13/06/2018


Fútbol, fútbol, fútbol

México. Estadio Azteca. 1970. Félix, Brito, Piazza, Carlos Alberto, Everaldo, Clodoaldo, Gerson, Tostao, Rivelino, Jairzinho y el emblemático Pelé hacían parte de la apoteósica Canariña. Jugaban la final del mundial de fútbol contra otro gran escuadrón, el italiano. Pero los brasileños mostrarían por qué fueron reconocidos como “la mejor selección de todos los tiempos”. El gol 1028 de su ‘10’; los tantos de Gerson y Jairzinho, así como el inolvidable pase que luego el capitán transformaría en la gloria del 4-1, fueron solo algunas muestras del recordado “jogo bonito”. El mundo entero lo presenció y, por primera vez, a color. 

Este inolvidable capítulo es parte de la historia de uno de los eventos más importantes para la civilización moderna: el Mundial de fútbol. A un día de su inauguración, en Rusia, con los álbumes de figuritas casi completos, los fixtures descargados, las apuestas a punto de concretarse y la expectativa latente, creo importante analizar ¿por qué este encuentro despierta un sentimiento colectivo tan particular? 

Como bien indicó N. Elias y E. Dunning (1992), el deporte –particularmente el fútbol- ha permitido el desarrollo de la civilización moderna, al compensar el orden racional de la misma, con un espacio para canalizar emociones y pasiones, de manera colectiva. Y, particularmente en el mundial, las selecciones no solo juegan un partido, sino su identidad nacional, tal como afirman distintos especialistas (Duarte, 2018; Murillo, 2004).

Las caras pintadas, el uso de una camiseta particular, los peculiares sombreros, las banderas y los famosos cánticos son solo algunas expresiones que reflejan un espacio habitado por los sujetos, paralelo a su cotidianidad: el fútbol. 
Mientras la rutina agobia, el juego permite alivianar esa sensación de agotamiento, al liberar las pasiones de los sujetos. Aun cuando estas sean negativas, como la derrota inesperada de los brasileros, en el último Mundial (2014). Las lágrimas son permitidas. 

Lo mismo ocurre con la sensación triunfal de un colectivo, representado por un equipo. Tal como se sintieron los franceses al jugar de local en la Copa de 1998. Una celebración recordada hasta hoy no solo por su magnitud deportiva, sino por su convocatoria nacional. 

Y es que el Mundial reúne a las mejores selecciones nacionales, disputadas en torneos continentales. Se genera el “alma colectiva” (Le Bon, 2013), que logra identificar a los sujetos con una nación, como pocos otros espacios lo pueden hacer, dadas las múltiples diferencias locales.  
Esto se refleja en equipos legendarios, como el brasileño, el alemán o el español. Pero también ocurrió con Irlanda y con su primera clasificación, en 1990; o, como recordamos todos los bolivianos, con la gloriosa llegada de la Verde a la Copa de 1994. Por un momento fuimos todos una nación. 

Por esto, amamos el Mundial. Y aunque haya críticas políticas al respecto, en más de una ocasión este parece no ser un espacio para la mente, sino para el corazón. A encender el televisor porque hay fútbol, fútbol, fútbol…








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Mesa: 'Los derechos políticos y civiles están en su peor momento'
ONU llama a preservar el respeto al voto en Bolivia
López ve resurgimiento de la 'política racista'
Tres equipos pelean por no descender
Transportistas amenazan con bloquear la ciudad desde mañana
Militante del MAS presenta de nuevo impugnación contra Evo
COB espera reunión con Evo para definir el pago del segundo aguinaldo
Erwin Junior: "Soy uno más cuando estoy en Blooming"
Hispana hizo un buen papel en Miss Teen Beauty Universe
Pippo Galarza, nuevamente internado por una descompensación
Concejales declaran en la Fiscalía acusados de no haber cumplido una orden judicial
Nobel de la Paz: Murad y Mukwege piden justicia por abusos sexuales
Suben a cuatro las víctimas por dengue en Caranavi
¿Cuánto cuesta armar un arbolito de Navidad?
Paila: Denuncian agresiones post desbloqueo contra jóvenes del 21F
Demócratas presentará 300.000 impugnaciones a la habilitación de Evo
Evo: 'Hoy la democracia está más fuerte que nunca'
Difunden video de una 'farra' en la Asamblea de Cochabamba
Dos feminicidios, el saldo de un trágico fin de semana en Tarija
Las mejores imágenes del festejo de los hinchas de River
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


10/12/2018
¡Abajo cadenas!
10/12/2018
Mirada al universo
10/12/2018
Empleo informal y política salarial
09/12/2018
Evoeconomics: ¿Milagro o fraude?
09/12/2018
Santa Cruz, política y poder
09/12/2018
Sentido común, el menos común de los sentidos


EL DEBER
 
Te puede interesar
El exmandatario advierte severas vulneraciones contra las libertades de la población I Foto: APG Noticias.
BOLIVIA

Mesa: 'Los derechos políticos y civiles están en su peor momento'

Mauricio Ramírez es Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia I Foto: Erbol.
BOLIVIA

ONU llama a preservar el respeto al voto en Bolivia

La autoridad condena el ataque a instalaciones del Tribunal Supremo Electoral I Foto: archivo.
BOLIVIA

López ve resurgimiento de la 'política racista'

Diez
Gallardo y D
FÚTBOL

Presidente de River Plate confirma que Gallardo seguirá entrenando al club

Lampe posó al lado del histórico arquero colombiano de Boca Óscar Córdoba
BOLIVIANO

Lampe y un día inolvidable en el Santiago Bernabéu, del Madrid

Erwin Junior Sánchez cobró protagonismo en la academia cruceña, gracias a su buen juego. Foto. Jorge Gutiérrez
ENTREVISTA

Erwin Junior Sánchez: “Llevar el mismo nombre de mi padre no me perjudica; la ansiedad fue mi debilidad”

Sociales
SOCIALES

Hispana se destaca en el Miss Teen Beauty Universe

SOCIALES

La policía más sexi de Alemania vuelve a 'encender' Instagram

SOCIALES

Pippo Galarza, nuevamente internado por una descompensación