PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 08/01/2019


Los demonios del MAS

La adelantada carrera electoral iniciada por el MAS puede ser considerada la movida política más arriesgada del régimen en lo que va de su estadía en el poder. A las elecciones de este año llega no solo con el desgaste propio de 13 años ininterrumpidos de gestión, sino, además, con la certeza ciudadana de que su ciclo ha concluido y la certidumbre de que esta vez sí se le puede ganar.

Este escenario crea algunas condiciones que la ciudadanía ya percibe. La primera de ellas es que el MAS no ha de escatimar ninguna opción que le permita perpetuarse en el poder. Echará mano de todos los recursos económicos del Estado, sojuzgará desembozadamente instituciones: tribunos, sistema judicial, Fuerzas Armadas, Policía; comprará conciencias, clonará instituciones, fabricará liderazgos ‘chutos’, enjuiciará a todo el que se le ponga enfrente, etc. Sin embargo, ya nada de esto tiene el mismo efecto. Ya todos le perdieron el miedo.

A pesar de todo esto, en la batalla electoral tendrá que vérselas con tres actores bien definidos: los partidos de oposición, los movimientos cívicos y la sociedad organizada en plataformas. Frente a los partidos su mayor debilidad es haberlos habilitado (y legitimado) en la ingenua suposición de que no levantarían cabeza. No los podrá neutralizar porque finalmente, a la hora de votar, es la única opción real que tiene el ciudadano en contra del régimen.

A los comités cívicos podrá neutralizarlos relativamente, pero no saldrán del escenario y tendrán un peso específico importante, pues estos son la mejor opción del ciudadano que no cree en los partidos, excepto que, esta vez, también forman parte de la oposición.

Y, finalmente, a las plataformas, a las que por su mañosa Ley de Organizaciones Políticas las forzó a engrosar las filas de los partidos. Se añade que a todos los une un principio rector: la defensa del 21-F. ¿Quiénes quedan aliadas al oficialismo? Una base social del 30% que no tiene un 21-F y produce tensiones y angurrias de todo orden, agrupada en organizaciones sociales corruptas y en consecuencia enormemente vulnerables, y un ejército de funcionarios y exfuncionarios a los que los agrupa la certeza de que terminarán presos. Frente a estas relaciones de poder se hacen comprensibles los miedos del oficialismo y, también, visibles los demonios que lo acompañan.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La guerra sucia
Panorama electoral
La violencia en nuestro medio
Trabajando para el enemigo
Inseguridad y violencia
El ‘mesismo’ de Mesa
Lecciones de una revolución fallida
El ‘pueblo’ en el proceso de cambio
Los demonios del MAS
“Q’aras contra indios”
El personaje del año
El primer congreso de sociología de Santa Cruz de la Sierra
Las herencias de Evo
El tiempo de los ciudadanos
Jugándonos el futuro
El triunfo de la verdad
Potosí: cara a cara
¿A qué le teme el MAS?
El MAS en su laberinto
Plataformas: cada cual en su burbuja
En Facebook


23/05/2019
21-F y fraude: fantasmas testarudos
23/05/2019
¿Por qué odian la verdad?
23/05/2019
Bolivia prioriza el bienestar de su población
23/05/2019
Políticos… ¡puaj!
22/05/2019
Una hora por exportar
22/05/2019
El pitazo final


EL DEBER
 
Te puede interesar
Linda Hamilton (Sarah Connor) regresa en esta nueva entrega de Terminator
ESCENAS

Mira el espectacular primer tráiler de Terminator: Dark Fate

¿Quién pierde en la guerra comercial entre China y Estados Unidos?.- Foto Archivo
MUNDO

Enfrentamiento EEUU-China amenaza recuperación global

El representante regional cumplió una nutrida agenda junto al presidente I Foto: ABI.
BOLIVIA

Almagro sobrevoló acto del MAS en helicóptero junto a dos ministros

Diez
Rodrigo Ávila vuelve a la defensa de Real Potosí. Foto: Archivo DIEZ
FÚTBOL

Ávila vuelve a la zaga de Real Potosí para el choque ante Royal Pari

La selección de Francia es la última campeona del mundo. Foto: Internet
FÚTBOL

Se agotaron las entradas para ver el Francia - Bolivia

Jordán (izq.), presidente de Blooming, aseguró que demandará a Leo Vaca (dcha.) si no renueva con el club. Foto: Archivo DIEZ
FÚTBOL

Blooming se aferra a la continuidad de Leo Vaca

Sociales
SOCIALES

Todo sobre mi madre. Un ejemplo de fortaleza y lucha

Durante las presentaciones. En los últimos años, Iglesias no ha hecho referencia a sus líos personales
SOCIALES

Julio Iglesias acepta la prueba

SOCIALES

La versátil rubia busca su espacio en el espectáculo