PARA ELLAS

Adiós a los mitos del invierno, ¿comemos más para calentarnos?



Ejercitate. Es muy cierto que para calentarnos, el cuerpo debe transformar las calorías en energía, motivo por el cual quemamos más calorías y se convierte en la mejor época para bajar de peso
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/06/2018

Llegó el invierno y con las bajas temperaturas se dice que nos da más hambre. ¿Qué hacer para no salirse de la dieta habitual?

“Cuando la temperatura del cuerpo disminuye, el apetito se estimula, por eso comemos más de lo acostumbrado, así que comer  aumenta la temperatura corporal y sentimos ‘más calor’ (termogénesis). Cuando pasan de 30 a 60 minutos después de haber comido, el cuerpo produce 10% más de calor en comparación de cuando se tenía el estómago vacío y también porque los alimentos otorgan energía (calorías) que ayudan a calentarnos”, explica Natalia Melgar, nutricionista de Natulife. 

El cambio de estación afecta el estado de ánimo y, por ello, las personas tienden a abandonar el ejercicio. Este fenómeno es el desorden afectivo estacional. Cuando esto ocurre, los neurotransmisores cerebrales sufren cambios que producen un incremento en el deseo de comer carbohidratos en grandes cantidades.