PARA ELLAS

En navidad quiero ser tu pino señor



Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/12/2018

El árbol de Navidad es algo más que un adorno, es una forma de vivir con más intensidad la espera del Jesús niño.

Esta Navidad quiero ser tu pino Señor. Un pino sencillo de los que nacen en las sierras, pero con unas ramas verdes y frescas, alimentado por la savia de tu vida divina. Como un reflejo tuyo, mi forma será triangular, signo del padre, del hijo y del espíritu santo.

Empezaré a limpiar mi tronco y mis ramas, de todo musgo o heno. Y así quitaré todo lo que me estorba; mi egoísmo, mis envidias, mis incomprensiones, mi orgullo, mi soberbia, que como plaga crecen sin que me dé cuenta.



Como un recuerdo de todas las estrellas que brillaron esa noche bendita en que tú naciste, me llenaré de foquitos de colores para reflejar a los demás la alegría de tu venida al mundo. Escogeré unas esferas doradas, las más brillantes para que representen todas mis alabanzas, por el sol que sale cada día, por las estrellas, por los atardeceres tan hermosos y por todas las maravillas del mundo que creaste para nosotros.

Continuaré con muchas esferas rojas, que representan mis peticiones. Te pido que hagas de mí un instrumento de tu amor. Te pido por mi familia, mis amigos, mi comunidad. Por mi patria, para que siempre reines en este país.

Dame mucha paciencia y humildad. Dame prudencia para nunca herir a nadie y dame caridad para tener un corazón grande que sepa amar.

Pondré esferas azules, para pedirte perdón porque no siempre he sido fiel, porque no he sabido dar ni perdonar, porque viendo la luz he preferido la oscuridad.



Por último, me llenaré de esferas plateadas muy grandes que serán para darte gracias por todo lo que he recibido. Gracias porque me has otorgado salud, bienestar, alegría y satisfacciones. Gracias también por la enfermedad, las penas y los sufrimientos, aunque me cuesta trabajo decírtelo y aceptar tu voluntad.

Y en la punta, con una luz muy intensa, pondré una estrella enorme, que me ilumine siempre, esa será mi fe.

Yo quiero ser, esta y todas las próximas navidades, tu pino Señor.

FUENTE:(WWW.ALIANZAJM.ORG)