PARA ELLAS

Formá campeones para toda la vida


Educación. La mejor herencia que podés dejar a tus hijos, es una buena formación académica y deportiva 

Guialos. Juan Diego Terrazas se prepara para ganar y perder, porque esa es la vida de los campeones
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/05/2018

Mi pasión por el deporte está viva en mis hijos. Como madre, enfoco gran parte de mis energías en alentar esos sueños, crecer en la vida y en el deporte, ofrecerles las oportunidades para que ellos descubran sus verdaderas habilidades.   

La Academia de Tenis MED (http://www.clubmed.us), donde se formaron Roger Federer, Andre Agassi y María Sharapova, entre  otros campeones, fue el escenario donde vivimos una de las mejores experiencias deportivas dentro de un programa de entrenamiento intensivo e integral adecuado a los desarrollos sicomotrices de los atletas de alto rendimiento. 

Cada día era un reto diferente para él, una transformación donde su verdadero rival en cancha era él mismo y donde su capacidad de superación, de búsqueda hacia la perfección, era cosa de todos los días. La meta ahora es crecer y alcanzar las estrellas todos los días. 

Enseñanza viva
Esta inversión no es solo para que haga algún deporte, va más allá. Lo hago para que tenga una disciplina integral, que aprenda a cuidar su cuerpo y su mente, que sepa trabajar en equipo, a tomar decisiones, a saber armar su propia estrategia y a levantarse solo cuando caiga; para que aprenda a alcanzar objetivos, que entienda que los buenos resultados llegan después de horas y días de trabajo arduo; que nada llega fácil, que es a construir el camino para llegar a destino. Que el éxito no llega de la noche a la mañana.

Que en la vida hay que actuar con responsabilidad, humildad, entrega y convivencia, Hay que saber desarrollar atributos y habilidades que le serán útiles a lo largo de la vida. 

Así plasmé en una hoja de papel  los pasos básicos con lo que debía apoyar a mi hijo en esta carrera que apenas comienza. Y es lo que deberíamos hacer todas las madres y padres para incentivarlos.