ENTREVISTA

Jessica Pacheco: “hoy mi corazón es Guaraní”


Diseñadora de accesorios. En búsqueda de generar una moda sostenible trabaja con diferentes etnias del país


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/01/2019

MayaJessi renació desde el corazón de las comunidades guaraníes bolivianas, rescatando los tejidos de las mujeres originarias, para promover la cultura ancestral que está en vías de extinción por falta de oportunidades. Luego de una pausa de más de dos años, hoy ostenta su identidad con originales combinaciones.

La más reciente colección de la firma de accesorios de Jésica Pacheco Ribera, es una fusión de los tejidos auténticos de las comunidades del Izozog y los tejidos en palma de las comunidades Itika Guasu. Este abanico de colores en aretes, collares, manillas y chalinas pasearon por la Feria Internacional del Artesano (L’Artigiano in fiera), realizada en Milán, Italia, hace menos de un mes.

Esta sinergia con los pueblos indígenas permite la valorización de los saberes locales, refuerza la identidad cultural y permite crear mejores oportunidades de vida a través de mayor disponibilidad económica por la venta de sus tejidos, con el consiguiente empoderamiento de las mujeres en el respeto total de su tierra y de su identidad cultural.



La creativa es hija de Victor Pacheco y de Guinda Ribera. Está casada con Pablo Cuéllar y tiene cuatro hijos, Guiselle, Francesca, Joaquín y Agustín.

 ¿Cómo surgió la idea de rescatar los tejidos guaraníes para revalorizarlos con sus creaciones?

MayaJessi es una marca diferente, creamos accesorios, pero la base es la materia prima boliviana. Las mujeres izoceñas tejen con hilos y tintes naturales, y crean unos rombos que se llaman escarapepos, eso parte de una cultura interesante que hemos decidido rescatar y potenciar dándoles oportunidades de negocios, para mejorar su calidad de vida y que esta tradición no se pierda y sea trasmitida a las nuevas generaciones.

Debemos ver el impacto social que genera esta acción. La persona que adquiere un accesorio de MayaJessi les está dando la posibilidad a las mujeres de las comunidades guaraníes de preservar sus tradiciones y a la vez, ayuda a cuidar la cultura boliviana.



¿Con qué otras comunidades trabaja?

Hay otra comunidad guaraní que está en el chaco, en Tarija, que son los Itika guasu, que no trabajan el tejido, ellos trabajan el tejido de palma. No dejamos de lado a las mujeres del occidente con los aguayos. Y estamos por apoyar a las mujeres de Guarayos y las de Paurito, que trabajan con saó.

En realidad, lo que busca la marca es agarrar la materia prima nuestra y convertirla en un accesorio elegante, sofisticado, que pueda incluso trascender fronteras.

¿Cómo se generó esa conexión con las mujeres originarias del sur del país?

Al vivir mis vacaciones de niña por esas regiones, es que generé una empatía con la gente guaraní. Conozco la realidad de las comunidades indígenas desde hace muchos años.



Ellas se manejan por capitanía, hoy tengo una comunicación cotidiana con una capitana y ella es la conexión con un grupo grande de mujeres que tejen. Amo la cultura de Bolivia en general y los cruceños tenemos lo nuestro, por ello deberíamos potenciar lo que producen las mujeres de las provincias.

¿Dónde se formó como diseñadora?

Me formé en Comunicación Social, tengo una maestría en Administración de Empresas y un coaching ontológico; pero de diseño de joyas, no estudié nada, es netamente empírico, y es a lo que me dedico con mucha fuerza actualmente.

MayaJessi tiene alrededor de seis años, pero hice una pausa, porque me dediqué al trabajo empresarial con mi familia y ahora he retomado mi pasión desde hace un año, con esta inspiración étnica. Desde que volví reimpulsé las etnias.

¿Cómo le fue en Italia?

Llamé la atención de la Fundación Pintre y me invitaron a la feria del artesano, fueron nueve exitosos días de mostrar lo que hacemos.

 ¿Qué se viene?

Hay que hacer algo, aunque se pequeño, pero que impacte. Próximamente, tomaré la posta y quiero ser abanderada de una causa medioambiental, voy a trabajar con una diseñadora colombiana en protesta por la caza indiscriminada del jaguar o tigre americano.

Mientras tanto, estamos exponiendo en el Beauty Plaza y en el sector internacional del aeropuerto Viru Viru.