PARA ELLAS

Octubre: Campaña preventiva del cáncer de mama


Para mujeres sanas. Muchas dicen: ¿para qué me voy a realizar una mamografía si estoy sana? El diagnóstico temprano de un nódulo puede salvar la mama y la vida


Examen preventivo. El mastólogo Carlos Paniagua avisa: la mamografía es la madre de los métodos diagnósticos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/09/2018

Hablar de cáncer de mama no solo es hablar de la mujer, sino también de algo que involucra al esposo, a los hijos y, por qué no, a todo el entorno familiar; por lo tanto, también llega a ser un problema de Estado.

Hasta este momento no se cuenta con una vacuna para prevenir el cáncer de mama, por lo tanto, los programas dirigidos a la detección temprana, como campañas médicas o screening, deben merecer el mayor apoyo de las instituciones estatales y particulares.

El cáncer de mama es asintomático en su etapa inicial; y en nuestro medio, en la mayoría de los casos, la paciente se realiza un diagnóstico tardío, cuando la enfermedad está avanzada, lo cual hace que la posibilidad de curación sea más difícil y costosa.

Cuanto más avanzado el cáncer, más costoso es su tratamiento, tanto en los métodos diagnósticos, así como en medicinas, hospitales, etc. Lo ideal es hacer el diagnóstico en la etapa de cáncer in situ, que quiere decir que no rompió la membrana del conducto. “Cuando el diagnóstico es temprano, con un nódulo con tamaño menor a 1 cm, es decir, estadio I, en la mayoría de los casos se puede conservar la mama de la paciente y esta no morirá a causa de este cáncer. Esto es lo que se quiere lograr, conservar la mama y la vida de cada mujer,” alerta el especialista.

Para esto se debe hacer un trabajo conjunto entre la paciente y los médicos. Las mujeres sanas deben practicar su autoexamen mamario mensual desde la pubertad y concurrir anualmente al control médico.

• El examen clínico del médico, junto a la historia de la paciente, definirá el riesgo de presentar cáncer de mama. Las pacientes de alto riesgo tienen un seguimiento más estricto; deben realizar su control de forma semestral. Se califica como de alto riesgo a aquellas que tienen abuelas, mamá y hermanas con cáncer de mama.

• El médico definirá la frecuencia con que se debe realizar la mamografía y ecografía mamaria.

La mamografía es la madre de los métodos diagnósticos, luego le sigue la ecografía mamaria, la cual, con el avance de la tecnología, puede detectar muy temprano un cáncer in situ.

Tenemos también la resonancia magnética, que es un buen método, pero requiere contraste, lleva más tiempo realizarlo y su costo es mucho más elevado.

Las recomendaciones más importantes que pueden ayudar a minimizar la incidencia y prevenir este tipo de cáncer son:

• En primer lugar, la mujer debe hacer su control cuando cree que está sana; cuando no presenta ningún dolor o molestia. Los tumores pequeños no los puede palpar ni la paciente ni el médico, únicamente se detectan realizando a tiempo su control. También es importante observar que la mujer sana debe hacer un control anual y, si es de alto riesgo, semestral.

Si las mujeres realizan el control mamográfico y ecográfico cuando creen que están sanas, el especialista tendrá cómo diagnosticar nódulos muy pequeños y, de esta manera, se pueden salvar la mama y la vida.

La campaña preventiva de octubre está dirigida a las ¡mujeres sanas!