PARA ELLAS

Sabores del oriente: La apasionante historia del té


El aroma que desprende la infusión de té es su principal característica. ¡Disfrutalo!

Se recomienda combinar el tradicional té con otras infusiones o hierbas que aporten vitaminas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/06/2018

Humeante. La tetera roja deja escapar un hilo de humo que revela el estado del agua. En su interior, un puñado de botón de rosas reposa apacible con una fragancia tan suave como si estuviera en medio de un rosedal. 

Un buen té permite ese momento especial de encuentro en torno a la tetera. Mientras la infusión toma un color palo de rosa que enamora, comparto sueños e ideas de lo que próximamente será Green&Fit. 

La hoja de té, la infusión más conocida que consumimos a diario, tiene su origen en los países asiáticos. China y Japón son grandes productores de té y otras infusiones que se disfrutan en todo el mundo.

El té en el mundo oriental
En Chengdu (China) tuve la oportunidad de conocer una de las principales zonas productivas de té a escala mundial. La altura de la cordillera genera un microclima especial para el cultivo. El té de las nieblas es el producto que sale de esta región y ofrece una variedad inmensa de sabores. 

Una leyenda de ese país relata el descubrimiento del té. El erudito emperador chino Shen Nung ordenó hervir el agua destinada para el consumo humano. Un día, mientras descansaba a la sombra de un árbol de té silvestre, una ligera brisa de verano agitó las ramas del árbol, desprendiendo algunas hojas. Por buena fortuna, estas cayeron en el agua hirviendo y la infusión adquirió un aroma agradable, que despertó la curiosidad del monarca por probar la mezcla. La bebida deliciosa lo cautivó al instante. 

Propiedades medicinales

Más allá de la mística que puede rodear al té, esta infusión ofrece múltiples propiedades que aportan beneficios para la salud. Es estimulante para las personas con decaimiento, estrés, ansiedad o depresión. Es antienvejecimiento por los antioxidantes que contiene. Además, tomado a una temperatura prudente, es termogénico y activa el metabolismo lento.   

Es digestivo, diurético y fortalece el sistema inmunológico. Previene las caries. Es ideal para personas con enfermedades cardiovasculares.
Fortalece el cerebro y retrasa el mal de Alzhéimer.
Sin embargo, también tiene algunas restricciones, puesto que no permite la correcta asimilación de la vitamina B1 o dificulta la absorción de hierro. Por ello, se recomienda un consumo moderado de tres tazas por día.

Fines estéticos
Desde que llegué a China quise saber el secreto de la tersa y brillante piel que lucían las mujeres de ese país. No descansé hasta rescatar ese misterio que tan celosamente guardaban. Una taza de agua tibia en ayunas y el consumo de té de flores sin edulcorantes aportan la frescura y luminosidad para la piel. 

Aporta nutrientes minerales como el sodio, calcio o hierro. Incluso contiene fluor que ayuda al cuidado de los dientes. Combinar  con otras hierbas aportan vitaminas.

¡Atrévete a probarlo! 

Probalos

Té verde
Tiene un sabor fresco y se recomienda no mezclarlo con leche ni endulzarlo.

Té negro
Estimula el corazón, el sistema nervioso y tiene efecto diurético.

Té blanco
Es un té difícil de conseguir. Tiene un alto poder antioxidante y combate el colesterol.

Té oolong
Combate enfermedades cardiovasculares y ayuda a bajar de peso. 

Té de rosas
Es una tradicional bebida con propiedades laxantes. Las hojas de rosa poseen vitamina C.