PARA ELLAS

¡Sacá el brillo que hay dentro de ti!


Adelanto. Láser, la belleza hecha tecnología a nuestro alcance


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/01/2019

Todavía recuerdo, como si fuera ayer, cuando por primera vez aparecía una pequeña mancha oscura en mi rostro, producto de mi primer embarazo. En busca de ayuda, recurrí a especialistas al mismo tiempo que exploraba tratamientos caseros naturales.

Las manchas, con el pasar del tiempo, llegaron a ser parte de mí y las asimilé como algo natural producto de mis dos embarazos y de mi sobreexposición al sol, más aún cuando le dedico mis horas de natación continua.

“¡Pruebe limón!”, me sugirió una amiga. Pruebe una fabulosa crema traída del otro lado del planeta y de los mares más profundos, pruebe cremas naturales de almendra, pruebe exfoliaciones profundas.

Las sugerencias y experimentaciones eran permanentes. Probaba y probaba, sin darme por vencida, pero nada me daba el resultado que quería. Inclusive me dieron nombres de especialistas de la piel en Argentina que contaban con la última tecnología en tratamientos faciales.

Durante un viaje, una muy buena amiga me comenta: “¿Te acordás de esa mancha que tenía en mi pómulo? Apenas tiene una sesión de láser y ya va desapareciendo, además de darle vitalidad y luminosidad a mi piel”. Mantuve vivas esas palabras hasta que el pasado 1 de octubre acudí a una cita con la médica Carla Velasco, especialista en problemas dérmicos.

El láser siempre me generó una sensación de respeto y miedo. Las noticias que leía las filtraba con un sentido de prudencia llamativo. La tranquilidad y seguridad que transmite la doctora Velasco, médica cirujana y con especialización en estética y láser, me ayudó a tomar la decisión de confiar en ella y “poner mi rostro” a la magia del láser.

“¡Usted haga lo que vea necesario!”, me aventuré. “Solo quiero acabar con este problema”.

Bastaron tres sesiones, una por mes, para ver mi piel más tonificada, iluminada, con manchas cada vez más tenues. “¡Doctora, es usted una maga!”, exclamé. Ella comienza a explicarme cómo el láser actúa en la piel más profunda, estimulando la producción de fibroblastos, fibras de colágeno y elastina. También destaca por la prevención y tratamiento de arrugas y surcos. Ayuda a la renovación celular y a la producción de colágeno. Por supuesto, resulta muy eficaz para remover manchas, mejorar el acné, minimizar ojeras y cicatrices de acné, reducir poros dilatados y proporcionar una mejora generalizada en la tonicidad de la piel. “Dejá que el láser saque el brillo que hay dentro de vos y atrevete a lucir una piel más hermosa”, me propuso la profesional.

Los avances de la tecnología prolongan la juventud de la piel y el láser es uno de ellos
 

El rejuvenecimiento con láser se realiza mediante la aplicación de una luz con características específicas sobre la piel, que tiene como objetivo el tratamiento y prevención de las lesiones causadas por el envejecimiento cronológico e intrínseco de la piel. A través de algunas aplicaciones de láser, se consigue mejorar el aspecto de arrugas finas, manchas y vasos sanguíneos que van apareciendo en la piel con el pasar del tiempo. Este tratamiento resulta una ayuda eficaz para mantener una piel joven y sana. Es necesario recordar que estos tratamientos deberán estar supervisados por un médico. El éxito en el uso de la tecnología láser dependerá tanto de la experiencia y pericia del profesional como de la calidad del aparato que se utilice.

La exposición solar es una de las principales causas del envejecimiento acelerado de la piel. Otro de los factores que incide en la piel es la deficiencia hormonal, que se acrecienta con la menopausia. Como consecuencia de esta deficiencia, la disminución de ácido hialurónico y colágeno, la piel se resiente, se torna más flácida, aparecen las arrugas y manchas.

Recuerde que antes de una sesión de láser es importante arrancar con una evaluación médica que determine el grado de envejecimiento cutáneo. Con este diagnóstico se determinará el número de sesiones y la frecuencia necesaria para que el tratamiento resulte eficaz y seguro para los pacientes.

Y después de las sesiones, cada paciente debe hidratar y proteger la piel de las radiaciones fruto de la exposición al sol o las fuentes de luz directas. Un adecuado protector solar será una buena compañía.

El tratamiento con láser está indicado para: rejuvenecer la piel; tratar la flacidez en la piel; tratar los poros abiertos y dilatados; limpiar las manchas en la piel; controlar las arrugas de la cara, como las finas arrugas que aparecen en los labios; tratar manchas seniles y solares; mejorar el aspecto de las ojeras y eliminarlas.