PARA ELLAS

Te desafío: Hacelo por vos y alcanzá tus sueños


Autoestima. Amarnos a nosotras mismas es amar también a nuestro entorno más cercano


Alto. Respirá y reprogramá tus prioridades en busca de tu satisfacción personal
Escuchar el artículo Pausar Lectura

19/12/2018

Se acercan las fiestas de fin de año y, como tantas veces, es hora de evaluar los logros alcanzados. Y, sí ¡no logramos bajar esos kilos programados! Pero no pasa nada, los cargamos a la cuenta de propósitos para el 2019… un año más.

Es cierto, a mí también me ha pasado lo mismo. Postergar metas propias porque algo se antepone y le damos mayor prioridad. Cedemos nuestro espacio para impulsar las metas de otros.

Es hora de decir ¡basta! y reprogramar nuestras prioridades. Este año que pronto empezaremos te desafío a que lo hagás por vos misma, sin excusas, sin aplazos. Un paso cada vez, son pequeños esfuerzos que nos llevan a las grandes metas.

Desde hace un tiempo atrás se han popularizado los challenge, esos desafíos mediante el cual nos retamos unos a otros para construir una sociedad mejor. Ahora, en el 2019, es momento para que te desafíes a vos misma, trabajés por vos y transformés tu vida.

Sé protagonista

Tomando el control de tu vida y siendo ejemplo podrás transformar una sociedad.

Las claves para salir victoriosas de nuestros desafíos son sencillas: constancia y amor propio. No recuerdo qué libro leía, hace ya algunos años, pero sí me anoté una frase de Verónica A. Shoffstall. “Planta tu propio jardín y decora tu propia alma, en lugar de esperar que alguien te traiga flores”. Esta breve idea resume la esencia del amor propio. Cada una está llamada a ser la mejor obra, la mejor expresión de sí misma.

Cierto, nos hemos acostumbrado a renunciar a muchos proyectos propios anteponiendo múltiples argumentos, válidos la mayoría, pero que nos obligan a postergar nuestros sueños. La familia, los hijos, el hogar, el trabajo, etc. Son prioridades, así lo hemos asumido. No es menos cierto que podemos ver la situación de una manera diferente y fortalecer mi amor propio ayudará a ser un mejor ejemplo de superación y vida para todo mi entorno, incluidos los hijos que, en tempranas edades, buscan modelos para identificarse. Amarnos a nosotras mismas es amar a nuestro entorno más cercano.

La constancia, como señalamos antes, es el otro factor crucial para que podamos vencer en nuestros desafíos personales. Ya sea en la rutina de ejercicio, la dieta, ese curso de cocina que hemos deseado hace tanto o, por qué no, el posgrado que ansiaba realizar, debemos ser firmes y persistentes para conseguirlo. Cada día, cada despertar nos exige un paso, pequeño, que nos acerca a esa meta trazada. Y si un día no lo logramos, tenemos la oportunidad de volver nuevamente a retomar el desafío y persistir.

Por lo tanto, ¡te desafío! Hacelo por vos misma.