PARA ELLAS

Todos contra el enemigo silencioso


Cáncer de mama. La detección temprana es fundamental para la cura

Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/10/2018

El cáncer de mama es una lucha que nos une a todos. Las campañas preventivas apuntan a reducir la mortalidad y aumentar el porcentaje de curación. Hay estadísticas a nivel mundial algo alentadoras, nueve de cada diez pacientes logran vencer el cáncer de mama, que es exactamente más del 89 por ciento que logran superar los cinco años de supervivencia tras la aparición del tumor. De hecho, esta cifra aumenta hasta casi el cien por cien en los casos que se detecta en la fase inicial.

La prevención es la clave para lograr vencer la enfermedad. A todo ello hay que sumar la mejora de los diagnósticos, el avance de los tratamientos y a la biología molecular.

El mastólogo oncólogo Carlos Paniagua advierte: no hay dos cánceres de mama iguales y el mejor método para combatir estos tumores son los tratamientos personalizados que se deciden según las características de cada persona. Pone énfasis que la mamografía es el pilar del diagnóstico precoz, un método de estudio que logra detectar lesiones menores de un centímetro y es la razón por la cual la tasa de mortalidad ha disminuido en Santa Cruz.

Las mujeres deben correr la voz a sus hermanas, hijas y amigas sobre la necesidad de sumarse a la campaña preventiva. Se necesita dar a conocer entre las redes de mujeres más datos de referencia, por ejemplo: la edad es un marcador que influye cuando hablamos de cáncer de mama, ya que es más frecuente en mujeres mayores de 50 años, a pesar que el diez por ciento de las pacientes son menores de 40.

El principal examen es la mamografía que debe realizarse a partir de los 35 años de edad, pero si la mujer tiene antecedentes de cáncer en la familia, se puede hacer el chequeo 10 años antes. Este estudio puede resultar incómodo para algunas, pero también puede salvarles la vida.

Este es el mes de la campaña preventiva y de las promociones a bajo costo en los principales centros médicos del departamento. En definitiva, no hay excusas para no hacerse el chequeo y la mamografía.