PARA ELLAS

“Una buena alimentación es una exigencia vital”


Rutina saludable. Luce radiante en las pantallas. Pensé que escondía algún secreto para mostrarse tan natural; sus hábitos alimenticios son la receta


Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/10/2018

Ya triunfaba en televisión cuando yo descubría mi pasión por los medios. En mi época de universidad, mientras estudiaba Comunicación, Jimena Antelo era el referente de mujer y periodista para muchos. Hemos coincidido innumerables veces y tenía, siempre, un consejo para regalar. Daba igual si era una sugerencia profesional, un secreto para el cuidado de la piel o un tip nutricional. Aprender de su gran trayectoria sigue siendo, hoy, un gran placer.

Green & Fit ahora comparte con vos sus secretos.

¿Qué significa mantener una nutrición equilibrada día a día?

Tener una buena nutrición es una exigencia vital. Lo que comes es lo que reflejas. Mientras consumas más grasa y azúcar, tendrás menos energía. Cuando te nutres de manera adecuada refuerzas la sensación de energía y fuerza para todo el día; además que nos permite mejorar físicamente. La alimentación supone un 70 %de nuestro bienestar.

¿Qué beneficios sintió con el cambio de alimentación?

Fue sorprendente la mejoría que sentí al cambiar mis hábitos de alimentación. Debido a un problema de rodilla, el médico me recetó una alimentación más saludable que, paralelamente, me ayudaba para realizar las rutinas de ejercicios.

¿Qué fue lo más difícil de asumir con la nueva forma de alimentarse?

Lo qué más extrañaba al inicio fue la carne roja y el pan de harina blanca. Antes eran muy frecuentes en la mesa. Me sentó muy bien eliminar esos alimentos. Ahora, los consumo de manera más ocasional y en menores cantidades.

 ¿Cómo es un día en la alimentación de Jimena?

Con la orientación de mi médico, Valeria Fehse, una gran nutricionista, cuento con una dieta especial. Combina fruta y proteínas para tener equilibrio durante el día. Las frutas, verduras y carbohidratos siempre están presentes en la dieta. Eso sí, en la cena nunca incluyo carbohidratos. También hay algunos alimentos que han desaparecido por completo como las frituras y el pan de harina blanca, a menos que sea una marraqueta en La Paz.

¿Y, de vez en cuando, se permite un gustito?

Eso sí, los fines de semana me regalo un postre. Soy dulcerísima.

¿Una cena en restaurante, ¿cómo ordena su plato?

Normalmente, los restaurantes permiten combinar algunos componentes. Me permito combinar los acompañamientos para mantener el ritmo de la dieta sin perder la posibilidad de disfrutar los sabores que cada chef propone.

La radio, la televisión son realmente agotadores. ¿Tiene tiempo para visitar el gimnasio o hacer deporte a diario?

Adecuo mis tiempos para hacer ejercicios todos los días. Tres veces por semana ejercito acquacross, una disciplina que combina la gimnasia con la natación. El entrenamiento está guiado por Merce de Paulo.

Otros tres días, junto a Ruddy Romero, realizo sesiones de kinesiología para trabajar la musculatura de manera localizada.

¿Gym o deporte al aire libre?

Es bonito ejercitarse al aire libre.

¿Cómo se siente después de una sesión de ejercicio?

Desde los 18 años el ejercicio es un compañero de mi día a día. Me ayuda a eliminar el estrés. Por eso, cuando pasa un día sin ejercicio me siento pesada, cansada.

¿Cómo logra motivarse?

Sé que necesito hacer ejercicio por mi rodilla. No es una opción, sino una cuestión de supervivencia. No hay excusa para no hacerlo.

¿Qué les sugiere a los que no se animan a ejercitarse?

Es importantes buscar un ejercicio que les llene, que les guste. Otro consejo muy útil es que no se aferren a un amigo para hacer deporte. ¡Es lo peor! Entre ambos, siempre buscan una excusa para no acudir.

¿Cómo tener un límite entre el culto al cuerpo y el cuidado de la salud?

Nada en exceso es saludable. Se trata de tener una vida normal, disfrutando de lo que se hace, pero sin frustrarse. La alimentación y el ejercicio deben adecuarse a las necesidades de tu vida.