INVESTIGACIÓN

Científico logra arcilla líquida que permite cultivar en el desierto


Se trata de una arcilla líquida, bautizada como Liquid Nano Clay (LNC), permite que, incluso, el suelo árido del desierto se convierta en lugar adecuado para la siembra

El noruego Kristian Olesen empezó en 2005 a investigar sobre las posibilidades de reducir la utilización de agua en la siembra de hortalizas en tierras desérticas. Morten, hijo de Kristian, dice que el invento cambiará las reglas del juego para la agricultura en la lucha contra el cambio climático
Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/07/2018

La empresa Desert Control, fundada por el científico noruego Kristian Olesen, desarrolló una tecnología llamada Liquid Nano Clay,  que combina las nanopartículas de la arcilla (partícula microscópica) y el agua, para transformarlas en un nuevo material. El producto permite que incluso el suelo árido del desierto se convierta en un lugar adecuado para la siembra, según una publicación del portal Ecoinventos.

Olesen explica que la arena desértica tiene una baja capacidad de retención de líquidos, lo que hace que prácticamente sea imposible cultivar. Cuando se mezcla con la arena del desierto, el LNC permite que el suelo arenoso retenga el agua, haciendo de esa tierra seca un suelo fértil. Cambia completamente sus propiedades físicas.

“El proceso de transformar el suelo árido en fértil es muy simple. El componente se aplica en el sistema de irrigación común a lo largo del área que queramos tratar. El suelo con el nuevo componente conserva el agua como una esponja, creando una capa de 40 a 60 centímetros de tierra fértil”, añade.

Según la explicación del científico, este proceso no incorpora ningún agente químico. Puede convertir cualquier terreno arenoso de mala calidad en tierras agrícolas de alto rendimiento en solo siete horas. El suelo requiere un retratamiento después de cuatro o cinco años si la tierra está labrada. Si no está labrada, el tratamiento dura más tiempo.

Morten Olesen, hijo de Kristian y director operativo de la compañía Desert Control, dice: "Simplemente mezclamos arcilla natural en agua que se inserta en la arena y crea una capa en el suelo que convierte la arena en tierra fértil".

En las pruebas realizadas en el desierto de los Emiratos Árabes, una región que se necesita tres veces más agua para la irrigación en comparación con otros lugares de clima templado, el consumo del líquido se redujo en un 50%, lo que garantiza el doble de la superficie de siembra con la misma cantidad de agua.

El costo por hectárea de desierto varía entre $us 1.800 y $us 9.500, dependiendo del tamaño del proyecto, suma demasiado alta para la mayoría de los agricultores.
Desert Control dice que inicialmente buscará vender su producto a los gobiernos municipales y a los productores comerciales, pero que, eventualmente, apuntaría a que el costo sea accesible para todos los agricultores.

“Esto cambia las reglas del juego para los agricultores en áreas áridas", dice Kristian.
Estos datos son parte de la serie de la BBC Tomando la temperatura, que se centra en la batalla contra el cambio climático y en las personas e ideas que hacen una diferencia.