RURAL

Cría de peces, nuevo renglón en la economía de San Julián


El sector recibe respaldo del Gobierno central y de las gobernaciones. Se trata de una iniciativa no tradicional que busca mejorar la economía comunitaria

Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/07/2018

La piscicultura es el nuevo sector productivo que se está imponiendo en el municipio de San Julián, jurisdicción geográfica de la provincia Ñuflo de Chávez, ubicada a 150 km al este del departamento, que se destaca en la agricultura con los cultivos predominantes de soya, maíz, frejol, arroz y, en menor grado, algodón, cítricos, plátanos y hortalizas, que son solo para el consumo familiar.

Mientras los agricultores culminan la siembra de invierno y la población sanjulianeña se viene acomodando al ordenamiento urbano que está llevando a cabo la Alcaldía, con la apertura de dos anillos de circunvalación y traslados de venteros ambulantes a un mercado central, más de una decena de familias se encuentran inmersas en la actividad piscícola, criando, sobre todo, la variedad de pacú; también están ensayando con surubí.

“Más adelante se hará la prueba con tambaquí, tambacú y dorado”, indicó el alcalde Faustino Copa Flores, que además de productor de soya y sorgo, se incorporó a la cría de peces.

San Julián incursionó en la piscicultura hace un lustro, luego de que, en un seminario durante una de sus ferias productivas, los agricultores se enteraran de las experiencias altamente positivas que se vienen obteniendo en este campo en varios puntos del país, incluso en regiones que cuentan con ríos donde se practica la alta pesca, como Riberalta, por ejemplo.

El primer paso lo dio la Alcaldía al instalar en su Centro de Capacitación Agropecuaria Municipal un experimento piloto de cría de pacú con alevines conseguidos en Trinidad (Beni) y en Santa Cruz. Ahora ya lo obtienen de una colonia menonita que se dedicó a esta labor, que vende cada pescadito a Bs l 

“Ese plan piloto dio buenos resultados. Incluso hay productores que dejaron de sembrar soya para dedicarse a la cría de peces, porque realmente es rentable si se le dedica atención especial”, mencionó Roberto Churata, director de Desarrollo Económico y Productivo de la comuna.

“Ahora la actividad piscícola en esta parte de la provincia Ñuflo de Chávez se constituye en una importante alternativa económica para la región”, mencionó Faustino Copa.
En el Cecam prosigue la crianza de peces como apoyo a las familias que están incorporándose a este quehacer.

“Mi piscina es de 500 ejemplares, es pequeña. La rentabilidad se la ve en la hora de la venta. Normalmente se vende entre Bs 25 y Bs 30 el kilogramo. Y se obtiene mejor ganancia si se lo vende cocido, porque se lo divide en dos y se gana entre Bs 50 y Bs 60”, informó el alcalde.

En San Julián hay quienes tienen hasta 10 pozas de peces, con un promedio de 10.000 ejemplares
Tanto el Gobierno central como la Gobernación cruceña han venido implementando proyectos para mejorar las condiciones de producción de las especies que se cultivan en los estanques.

El autoabastecimiento de carne de peces frenó la dependencia de estos productos que se traen desde otros departamentos e incluso de Argentina, además que garantiza la seguridad en la conservación, porque se puede pescar y vender, o también cocer, de inmediato, sin estar sometido a la presión del tiempo ni al cuidado de la línea de congelación en los sistemas de transporte de larga distancia.

La Gobernación identificó como zonas acuícolas del departamento a Porongo, El Torno, La Bélgica, Warnes, Okinawa, Guarayos, Yapacaní y, ahora, San Julián.



 




En esta nota