RURAL

Producción agroecológica, reto que asumen los valles


Con apoyo de la JICA y la Gobernación se busca empezar con el cultivo orgánico de hortalizas, reduciendo el uso de agroquímicos

Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/04/2018

Hace dos años la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) firmó con la Gobernación un compromiso de impulsar un proyecto Promoción de la cadena de valor alimentario en el departamento de Santa Cruz.

Ese plan, que empezará en cuanto el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural firme el documento de homologación del compromiso asumido por la JICA, contempla la puesta en marcha de las cadenas productivas de tomate, papa, durazno, manzana y miel de abeja, pero fundamentalmente de hortalizas agroecológicas.

“Estamos empezando la experiencia con las hortalizas agroecológicas”, explicó, el agrónomo Orlando Peredo, profesional experto de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Gobernación.

Peredo, en el marco de este proyecto, promovió la visita de una veintena de productores de los valles cruceños a la granja modelo Villa Granada, del Centro de Ecología Aplicada (CEA) Simón I. Patiño, para conocer el sistema de producción de hortalizas agroecológicas que allí se realiza y también de otros cultivos ecológicos sostenibles. 

Este emprendimiento busca la reducción de agroquímicos, el uso de insumos naturales y locales, manejo eficaz de los nutrientes con fertilizantes orgánicos, minimizar la erosión del suelo y la pérdida de agua entre otros aspectos.

“La visita al CEA forma parte de las actividades de apoyo y motivación que definió la Gobernación para los agricultores, a fin de que vayan conociendo sus beneficios, hasta que empiece la ejecución del proyecto.

Los pequeños productores de la región recorrieron las instalaciones de la granja y constataron la producción de hortalizas agroecológicas en suelos que eran pobres de nutrientes, pero que fueron y son tratados de manera natural con abono orgánico.

EL CEA desarrolla y transfiere metodologías para implementar una agricultura sostenible en suelos tropicales, frágiles, arenosos y relativamente pobres en nutrientes. Busca disminuir la contaminación ambiental, causada por prácticas agrícolas inadecuadas. 



 




En esta nota