SANTA CRUZ

Amplían contrato de la basura hasta 2020 y en el Concejo no saben nada


La información de Emacruz fue escueta, solo se limitó a especificar que el trato es hasta mediados de 2020. En el primer acuerdo el monto fue de $us 155 millones por cinco años. Surgen cuestionamientos

El canal de drenaje del mercado Mutualista está lleno de bolsas y papeles
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/06/2018

Tras haberse cumplido los cinco años durante los cuales la empresa brasileña Vega-Solví se hizo cargo del aseo urbano de la ciudad por Bs 1.079.385.450, equivalentes a $us 155 millones, la firma nuevamente ha sido beneficiada con este servicio hasta mediados de 2020, aunque la Empresa de Aseo Urbano de Santa Cruz (Emacruz) no dio detalles de la ampliación del trato, ni tampoco aclaró si esto significará un costo adicional al acordado en el primer trato. 

Lo que llama la atención es que los miembros del organismo deliberante aseguraron desconocer el nuevo convenio, pues aparentemente el rol de aprobar los contratos fue suprimido en la anterior legislatura.  

De parte del ejecutivo municipal, el secretario de Coordinación y Gestión, Jorge Landívar, especificó que el gerente de Emacruz, Johnny Bowles, al estar a la cabeza de una firma descentralizada, tiene atribuciones para ampliar un contrato como el del aseo urbano.  

Cuestionamientos

Para el abogado experto en temas municipales, José Luis Santistevan, el cual fungió como asesor del Concejo en anteriores legislaturas, para ampliar el contrato con Vega-Solví, que fue producto de una licitación pública internacional, se necesitaban varias auditorias, pues se debe conocer cuántos de los 14 servicios que debía prestar en toda la ciudad se cumplieron, cuáles se eliminaron o si es que se agregó uno nuevo.

“Se necesita saber el grado de cumplimiento de los servicios contratados y el pago que hizo la municipalidad. También es preciso conocer dónde están los ecopuntos anunciados, cómo fue el mantenimiento de las áreas verdes, qué tratamiento se hizo en las calles sin pavimento, cuál es la maquinaria cero kilómetros que en 2013 usaba, etc.”, especificó Santistevan.

El concejal del MAS en la gestión 2010-2015, Saúl Ávalos, repitió lo dicho por Landívar, que Emacruz al ser desconcentrada tiene autonomía de gestión, por ello le permite aprobar esos tratos sin previo consentimiento del Concejo.

En mi gestión no revisamos ese contrato, nunca supe nada de su contenido, por ello luego pedí una copia para revisarlo, pero al final no me lo hicieron llegar desde el ejecutivo, y como mi participación era minoritaria nadie de los colegas me respaldó”, manifestó Ávalos.  

El concejal de Santa Cruz Para Todos (SPT), Leonardo Roca, el cual fue depuesto en 2012 junto a Óscar Vargas, Yanine Parada, Sibeles Ortiz, Carlos Manuel Saavedra y Enrique Landívar por cuestionar los manejos en el municipio, recordó que tampoco vieron el documento ni cuando era proyecto, pues habían anticipado que no lo aprobarían.  

El anterior contrato con la empresa SUMA, el cual fue disuelto y se llegó a una conciliación, especificaba que solo era para recoger los residuos sólidos; en el nuevo convenio con Vega-Solví se hablaba además de botar restos de poda, escombros y residuos de agentes patógenos de los hospitales. Luego de habernos destituido se aprobó este millonario contrato con siete concejales suplentes, pues el MAS destituyó a Arminda Velásquez”, refirió Roca.  

Como parte del control social, la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve), al mando de Omar Rivera, dio a conocer que está preparando una denuncia contra Vega-Solví, pues no cumplió su trato con dejar aseada la ciudad.

La ampliación del contrato con Vega-Solví es irregular, por ello vamos a presentar la demanda ante el Ministerio Público contra el ejecutivo municipal”, adelantó Rivera.  

Respuesta

La titular del Concejo, Angélica Sosa, que se desempeñaba como gerente de Emacruz cuando se hizo el primer acuerdo con Vega-Solví, recordó que su rol como concejal no es el de aprobar contratos, solo el de tomar conocimiento de lo que se hizo.

“Esta es la ampliación de un servicio que lo admiten las normas, pero sigue el mismo precio unitario de hace cinco años; aún no lo conozco, espero que lo envíen al Concejo, donde si hay algún concejal que quiera ejercer su rol fiscalizador lo puede hacer, siempre que sea para el bien común”, acotó Sosa.  

Su colega de UCS, Johnny Fernández, adelantó que ha pedido un informe escrito de la prestación del servicio y de la ampliación de este convenio.

A esta petición se ha sumado el concejal del MAS Tito Sanjinés, pues considera que en el Plan Tres Mil Vega-Solví solo recoge bolsas de basura, y como las calles son de tierra no presta otro servicio, como el barrido. 

“El lunes reactivaré el pedido de informe escrito que hice porque no he sabido nada; de no encontrar eco, solicitaré la presencia del alcalde Percy Fernández para recibir el informe oral. Si hacen caso omiso, presentaré una demanda ante la Fiscalía por incumplimiento de deberes”, sentenció.

EL DEBER consultó a la empresa Vega-Solví para que dé más detalles, pero respondieron que el gerente está de viaje y que regresará este lunes.

 



 




En esta nota