SANTA CRUZ

Bolivia ya tiene su propia red de gravimetría, cuyo uso es múltiple


La gravimetría analiza la distribución de masas en la Tierra y se usa para estudios de geología, prospección, construcciones civiles, hidroeléctricas, cambio climático, etc.


Técnicos del Instituto Geográfico Militar de Santa Cruz hicieron una demostración ayer sobre la medición gravimétrica que realizaron en el país
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

02/04/2019

El Instituto Geográfico Militar (IGM) de Santa Cruz presentará este viernes 5 de abril, en sus instalaciones, una señera información sobre la implementación de la red gravimétrica nacional, que consiste en la unión de puntos en los que se conoce el valor de la aceleración de la gravedad de la Tierra, cuyas mediciones se aplican a estudios de diversas disciplinas científicas y contribuyen a la búsqueda de recursos naturales y otras prácticas.

La gravimetría es la disciplina encargada de medir la aceleración de la gravedad sobre la superficie de la Tierra. Estas redes son útiles para la determinación de alturas físicas y tomarlas como referencia para establecer la elevación del terreno.

El IGM, la única institución llamada por ley para la confección de los mapas oficiales del Estado, viene trabajando desde 2011 en la elaboración de esta red, en colaboración estrecha con instituciones internacionales, como la Universidad Técnica de Dinamarca, que contribuyó al estudio con costosos y modernos equipos de medición, informó el coronel Arturo Echalar, jefe del IGM en Santa Cruz y titular del proyecto Red Gravimétrica Nacional.



Para apoyo estatal y privado

Echalar indicó que este trabajo es un esfuerzo respaldado por instituciones como el Sistema de Referencia para las Américas (Sirgas, el Instituto Panamericano de Geografía e Historia, la Universidad de San Pablo, la Universidad del estado de Ohio (EEUU), la Universidad Técnica de Dinamarca, la Asociación Internacional de Geodesia, la Unión Internacional de Geodesia y Geofísica.

“El IGM se halla muy satisfecho de haber realizado una tarea que no se nota porque la gravedad es omnipresente, pero no visible. Está en todos lados, pero no la vemos. Sin embargo, es de mucha utilidad para estudios de geología, de prospección petrolera, de construcciones civiles, de hidroeléctricas, de cambio climático, de medioambiente, etc.”, manifestó la autoridad militar.

Antes de este estudio, Bolivia solo contaba con tres sitios de mediciones gravimétricas y tomaba como referencia datos del mareógrafo de Arica (Chile) en los departamentos de La Paz, Santa Cruz y Beni.



Ahora, la tendencia de los países es realizar mediciones con mayor precisión con instrumentos que pueden calcular gravedades absolutas y relativas. Esto a raíz de que el cambio climático incrementa los océanos y consecuentemente las mediciones de los mareógrafos cambian, lo cual impide una actualización de los puntos de referencia global.