ECONOMÍA

Dan detención preventiva a exfuncionaria de Cotas


Se trata de Luz Marina Soliz, que ejerció como especialista en Gestión de Control.


Felcc busca un archivo Excel donde se centralizó información. No aparece. Foto: Jorge Gutiérrez
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

12/08/2019

El juez Martín Camacho ordenó, el sábado, la detención preventiva en la cárcel de Palmasola de Luz Marina Soliz. La exespecialista en Gestión de Control de la Cooperativa de Telecomunicaciones de Santa Cruz (Cotas) es investigada por el robo de $us 7,7 millones al programa Cotas en Cuotas.

En contra de Soliz la Fiscalía imputó provisionalmente los delitos de estafa agravada, falsedad de documento privado, uso de instrumento falsificado, asociación delictuosa, legitimación de ganancias ilícitas y otros cargos.

En la imputación se enumeran elementos indiciarios que vinculan a la procesada con los hechos que se investigan. Entre otros, que habría modificado datos informáticos con la finalidad de maquillar los estados financieros de Cotas, que poseía documentación que no correspondía a su funciones con el propósito de ocultar y manipular la ejecución del programa Cotas en Cuotas, que operó con el resto de los coimputados y que era parte de las irregularidades.



Johnny Aguilera, director de la Felcc Santa Cruz, afirmó que la imputada era parte de la estructura de Hubert Gil, acusado de ser el autor intelectual del robo en Cotas y que está detenido en Palmasola.

Aguilera señaló que Soliz negó la relación directa con Gil e indicó que ella solo se encargaba de sistematizar la información. “Eso es lo que nosotros consideramos doloso, porque centralizaba información no avalada. Los televisores han sido pagados, más esos recursos nunca llegaron a Cotas”, precisó la autoridad policial.

Jaime Soliz, abogado de Cotas, señaló que la telefónica pedirá a la Fiscalía ampliar la querella contra aquellas personas que hubieran resultado favorecidas con el enriquecimiento y las ganancias ilícitas del desfalco a la cooperrativa.

“Los cabecillas han puestos los bienes (que habrían comprado con el dinero robado a Cotas) a nombre de terceras personas y allí invirtieron los recursos de la telefónica”, puntualizó Soliz.



La Policía busca un documento informático que establecería el monto real del robo.



 




En esta nota