SEGURIDAD

Dos ahogados en laguna artificial y dos muertos en choques en el norte


Tras un percance en una canoa, un hombre de 35 años se ahogó y un joven que fue reanimado en el lugar, murió después en una clínica. En Montero, una mujer y un motociclista perecieron en dos distintos hechos


Rescate en la laguna: en el lugar hubo toda una movilización para auxiliar a los afectados | A la derecha, se observa cómo quedó el trufi que se metió bajo una chata en la ruta Montero-Warnes
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/06/2019

Lo que era un domingo soleado y placentero en una laguna artificial de un condominio privado en el municipio de Porongo, se convirtió en tragedia. Según el informe del jefe de la Policía de Porongo, Cristian García, que recogió las versiones de testigos, a las 13:00, Javier S.A. (35), que estaba en una canoa, se lanzó al agua a rescatar a su niño que había caído debido a los fuertes vientos; logró salvarlo, pero por el oleaje él no pudo salir del agua y pereció ahogado. Luego, un joven de 22 años que intentó ayudarlo, también se vio afectado, pero fue socorrido y una vez fuera de la laguna, fue reanimado y trasladado a la clínica.

El representante legal del condominio, José Luis Montenegro, confirmó anoche a EL DEBER, que el joven de 22 años, también murió pese a los intentos de salvar su vida. Explicó que los dos fallecidos estaban en el lugar como invitados de personas propietarias de inmuebles en el condominio y que la empresa destinó sus primeros esfuerzos para asistir a las familias de los afectados. Asimismo, dijo que se está colaborando con la Fiscalía y la Policía en las investigaciones.

Consultado sobre los protocolos de seguridad y los detalles del rescate y auxilio a los afectados, indicó que se dará esos detalles hoy en conferencia de prensa.



Accidentes en el Norte

Un vehículo de transporte público de una línea de trufi chocó contra una chata que estaba volcada a un costado de la vía en la carretera entre Montero y Warnes a la altura de la zona conocida como El Naranjal Don Bosco.

Eran las 21:00 del sábado cuando el conductor David Vaca Taborga (54), según el reporte de Tránsito, debido a la falta de visibilidad en la zona, prácticamente incrustó debajo de la chata el vehículo en el que llevaba a ocho pasajeros.

Producto del hecho, la pasajera Jenny Morón Rivero (33) perdió la vida, mientras que sus hijos L.M.M. (4), J.M.M. (11), resultaron heridos, pero están estables La mujer era visitadora médica y estaba viajando a cobrar una deuda a una doctora, según contaron sus familiares oriundos de la localidad de Guabirá, donde fue velada ayer.



Según el informe del médico Benito Guzmán, de la clínica Cardiocruz de Montero, donde fueron trasladados los heridos, el conductor resultó con una pierna fracturada y está en terapia intensiva con un diagnóstico reservado al igual que uno de los pasajeros. Los viajeros restantes están estables.



 




En esta nota