ENTREVISTA

“El Gobierno no entregó ni un ítem de salud nuevo para Santa Cruz”


La Gobernación de Santa Cruz revela que su presupuesto para los seis hospitales asciende a Bs 300 millones, aunque la Alcaldía recibe el triple de recursos

Parada señala que la Gobernación cruceña se pone al día con los pagos atrasados por varios proyectos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/06/2018

En marzo de 2018 la Gobernación de Santa Cruz acusó al Gobierno de provocar una ‘asfixia financiera’ a la entidad subnacional. Reveló que los ingresos fueron reducidos desde hace tres años un 60%, situación que se agravó por el congelamiento de los recursos que generaba el pozo Incahuasi.
 
En mayo se descongelaron las regalías por Incahuasi, ¿tiene la Gobernación una economía más holgada?
Lo que hay que decir es que el presupuesto de la Gobernación se prepara en agosto, de acuerdo a norma, y lo que pasa es que se envía hasta el 8 de septiembre. Entonces, el presupuesto ya se fue al Ministerio de Economía y Finanzas donde estaba la proyección conservadora y eso hace que estén todos los recursos económicos ya programados; es decir, tenían nombre y apellido.

Sin embargo, en diciembre les congelan los ingresos...
Sí, al recortarnos en diciembre los Bs 33 millones no se pudo pagar. De ahí mensualmente se fueron acumulando hasta llegar a Bs 165 millones, eran recursos comprometidos que se debían pagar en varios ítems, en gastos de hospitales y proyectos programados. Entonces, no eran recursos nuevos de la Gobernación, sino programados desde septiembre de 2017, por tanto la gente se hizo la idea de que había dinero disponible, pero no era así. El hecho es que al recortar los recursos se dejó de pagar y ahora lo único que se hace es regularizar todos los pagos que se tenían pendientes.

Entonces, ¿no mejoraron las finanzas de la Gobernación?
No, lo que se hace ahora es cumplir lo que estaba programado en el presupuesto 2018. Y el otro tema que se debe considerar es que se debe inscribir los recursos en los ministerios de Finanzas Públicas y Planificación para destinarlos a los municipios. Entonces, insisto, no mejoró la situación económica de la Gobernación cruceña, sino que ya tenemos el flujo y ahora se hacen adicionales porque se calculó el barril de petróleo en $us 43.

Pero ahora el barril de petróleo está en $us 65...
Sí, habrá ingresos adicionales, pero hay que prever el pago del doble aguinaldo porque vemos que el Gobierno ha dado la instrucción para que el crecimiento esté por encima del 4,5%. Sin embargo, no se puede licitar proyectos nuevos en este momento porque no hay las condiciones. Además, no se olvide de que cuando pagamos la contraparte por la construcción de carreteras, eso de inmediato pasa a deuda. Entonces, el presupuesto está con déficit, pero no tan grande como los que se registraron en 2016 y 2017. Ahora se va a regularizar para cumplir con la mayoría de los proyectos.

¿A cuánto asciende el déficit?
El déficit que tuvimos en 2016 fue casi de Bs 350 millones, porque nos dieron mayor cantidad de plata entre septiembre de 2015 y marzo de 2016, un 30% adicional, que luego el Ministerio de Hidrocarburos dijo que se equivocó y ese 30% nos fueron descontando entre abril y septiembre de 2016. Entonces, en 2017 todavía venimos arrastrando una parte y, ahora, esperemos que al no haber programados nuevos recursos y tener que prever el aumento salarial en salud, porque tenemos más de 1.800 ítems, hay que incorporar este tema. Hay que tratar de que el presupuesto termine con menor déficit este año y que cumplamos con todos los proyectos programados.

¿Todavía sienten los efectos de la caída de los ingresos?
Sí, se cayeron los ingresos un 63% y la recuperación en 2018 es apenas del 8% en hidrocarburos. Y desde 2013 tenemos un gasto de más de Bs 300 millones en el sector de salud. Entonces, debemos ajustar el gasto a las nuevas competencias que tenemos.

Ustedes están a cargo de los hospitales, y el Oncológico acaba de protestar por falta de recursos...
Los seis hospitales que antes atendía el municipio, que tiene tres veces más recursos que la Gobernación, se transfirieron a la Gobernación sin recursos, entonces tuvimos que destinar de recursos de regalías y del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) para salud. En este momento son Bs 300 millones, entre los que está el Oncológico, y el gobernador Rubén Costas es el único que hizo una inversión en salud superior a los Bs 1.700 millones desde 2013 hasta la fecha. En el Oncológico está el único acelerador lineal del servicio público de salud, por lo que se atiende a personas que vienen de todo el país y nadie paga. En radiología la Organización de Apoyo al Cáncer también recortó los ítems y el Gobierno nacional, en 2017, no entregó ni un ítem de salud nuevo, en una población de 1,7 millones de personas; entonces, la falla estructural de salud ya viene desde el Gobierno nacional. La Gobernación, dentro de las limitaciones, atiende. Entonces, en el Oncológico se pagan ítems de salud que no son competencia de la Gobernación, son Bs 170 millones que pueden ir a equipos o construcción de otros hospitales.

Ahora que menciona a Amdecruz, anuncia un paro para el 18 de junio y exige una nueva distribución de los recursos...
Es un tema político, porque Amdecruz en 2008, cuando el Gobierno confiscó el 60% del IDH para pagar la renta Dignidad, se quedó callado y autorizó el 12% para un fondo de exploración de hidrocarburos que ahora está en $us 230 millones y que YPFB no ha utilizado.


 




En esta nota