SANTA CRUZ

El zoo tiene permiso ambiental para otros 10 años en el 3er anillo


Las jaulas de las aves serán más amplias y más altas; también preocupa el poco espacio para los felinos, en especial para los jaguares. Al no existir osos jucumaris, el ambiente ha sido designado al anta Tantán


Tomasina, la hembra de jaguar está en su propia jaula, separada de los machos Joaquín y Krinyer
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/03/2019

En agosto, el zoológico cumplirá 40 años, para ello, en 45 días se estima que se inicien los trabajos para reacomodar el piso del pasillo central y se amplíen las jaulas de algunas aves, pues la Dirección General de Biodiversidad (DGB), dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, ha pedido dar más espacio a los animales para evitar un poco el estrés que le causa el cautiverio.

El viernes de la semana pasada el Concejo Municipal sesionó en el zoo, donde se conoció que la DGB ha otorgado más plazo, de 10 años, para que el zoo siga funcionando en el predio situado entre el tercer anillo interno y externo, entre las radiales 26 y 27. Sin embargo, con el crecimiento de la ciudad y el aumento de los motorizados, el ruido que meten causan trastornos en los animales, por lo que también se recomienda instalar un bioparque, de mayor extensión, y de preferencia en una zona suburbana.

Cuando el tema del traslado estuvo en discusión, hace algunos años, se tenía previsto llevar a los animales hasta un predio situado en la parte norte, cerca de la avenida G-77+China, junto al arroyo Los Sauces, donde ahora se está construyendo la autopista que unirá Santa Cruz de la Sierra con Warnes y Cotoca.



La directora de Medio Ambiente de la comuna, Michelle Lawrence, reveló que hay otro sitio que sería propicio para el bioparque en el distrito de Paurito.

Asimismo, los concejales aprobaron que pase a revisión en las comisiones de Planificación y de Constitución la Ley 102, del 3 de agosto de 2015, para establecer una hoja de ruta hacia el futuro del actual zoo.

Recomendaciones

El director del zoológico, Marcelo Ruiz, explicó que lo primero que hay que subsanar son las jaulas de las aves que se hallan en el pasillo central, pues son muy pequeñas y los animales necesitan mayor espacio cuando están en cautiverio.

Al ser el zoo más visitado del país, con más de 700.000 visitantes por año, que dejan Bs 3,5 millones de ingresos, la DGB ha pedido que sea cambiado el piso del pasillo central, pues es irregular y las personas de la tercera edad o los niños pueden caer y lastimarse. “Esta será la primera remodelación que encararemos este año, cuando se cumplen las cuatro décadas de funcionamiento del zoo, que lo fundó el profesor Noel Kempff Mercado, el 19 de agosto de 1979”, manifestó Ruiz.



La presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, adelantó que se verá la manera de incorporar un presupuesto para estos cambios en el POA 2019.

Las jaulas de los felinos también deben ser ampliadas, pues las actuales se asemejan a celdas de una prisión para humanos y estos animales precisan de más espacio, con una piscina y troncos para darle mejor trato.

Actualmente se halla en una jaula aparte el jaguar hembra llamada Tomasina, pues los dos machos de su especie, Joaquín y Krinyer, se hallan en otro ambiente similar. “El proyecto contempla ampliar el domo de la jaula y hacer una pasarela un poco más alta y alejada para que los visitantes puedan apreciar esta especie”, agregó Ruiz.

Las serpientes también precisan ambientes más amplios, pero para iniciar los cambios han comenzado a pintar las paredes de cada jaula de cristal con paisajes que emulen su verdadero hábitat.

Especies

El zoo cruceño cuenta con alrededor de 1.700 individuos de 242 especies, aunque algunas de las cuales se reproducen rápidamente, lo que preocupa a los funcionarios. Los más prolíficos en aumentar su población son los chanchos troperos, las petas terrestres de patas rojas y amarillas, los jochis calucha y los pericos o perezosos, además de los tucanes, las parabas azul con amarillo, y parabas roja con azul, entre las aves.



En el ambiente de los osos de anteojos o jucumaris, que han fallecido por la vejez, se halla el anta que llegó siendo bebé, y que le dieron por nombre Tantán, en honor al súbdito japonés que lo rescató de unos vendedores en La Guardia, llevando dos años en cautiverio.

Otra curiosidad del zoo es que los flamencos están en plena etapa de incubación, estado que se da luego de 10 años. “Esto fue posible a la dieta que le estamos dando, incluidos mariscos”, indicó el director del zoo.

Además, entre las serpientes, están lado a lado la venenosa coral y la coral falsa que no es peligrosa para el hombre. “La coral real tiene tres franjas rojas y una negra, así como anillos completos alrededor del cuerpo, mientras que la falsa coral solo presenta dos franjas negras y una roja, los anillos no son completos y el vientre es blanquecino”, explicó el biólogo del zoo, Marco Antonio Senzano.

Tours educativos

El zoológico cruceño tiene tres circuitos guiados al mando de estudiantes de turismo de las diferentes universidades locales, los cuales enseñan a los alumnos de colegios acerca de las distintas especies que pueden apreciar en cada recorrido. “Tenemos convenio con la Dirección Distrital de Educación que permite el ingreso de dos alumnos por una entrada y por ello colocamos señalética con información de cada especie”, acotó Ruiz.