SEGURIDAD

Familia presionará desde hoy para que se aclare la muerte de Edson Veizaga


Los dolientes sepultaron ayer al joven y pidieron justicia en una marcha en Sacaba. La Policía no ha arrestado a nadie aún


Edson Veizaga fue velado hasta el viernes y el sábado le dieron cristiana sepultura
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

01/10/2018

Familiares y amigos sepultaron el sábado en Sacaba a Edson Veizaga Pérez (22) y realizaron una marcha en dicho municipio cochabambino para exigir justicia porque consideran que el joven linchado el 25 de septiembre en Entre Ríos junto a Rodrigo Carvajal Miranda (29), era inocente.

Hasta el momento, los autores del doble asesinato en la zona de Chapare siguen impunes en la clandestinidad, por lo que parientes del infortunado Veizaga manifestaron que desde hoy presionarán a las autoridades a fin de que el caso se esclarezca y que los homicidas paguen su delito.

“Ya pasó el entierro. Desde mañana (por hoy) vamos a empezar las diligencias y el seguimiento del caso, para ver si ya identificaron a los autores y saber qué hizo la mujer que estaba con ellos. Hay imágenes del linchamiento en las que se puede reconocer a los agresores”, manifestó Licenia Veizaga, hermana de Edson.



La mujer ratificó la inocencia de su hermano y achacó a Rodrigo Carvajal y a la pareja de este, Yoselin Julia Rocabado (21), de haber llevado a la muerte a Edson al llamarlo para que condujera el vehículo que habían robado.

“Mi hermano trabajaba en su tienda de raibanizado (de vidrios) junto con su esposa en Entre Ríos. Era chofer habilitado en el sindicato de trufis al igual que mi padre. No tenía vehículo y, a veces, manejaba para su suegro. Mi hermano me dijo antes de morir (en la clínica Incor) que ese tipo (Rodrigo Carvajal) lo llamó al celular para contratarlo como chofer para llevar un motorizado a Cochabamba, porque sabía que tenía autorización para manejar trufi, y en eso la turba los agarró y los linchó delante de su suegro, de su esposa y de su bebé”, lamentó Licenia.

La fatídica noche, alrededor de 300 personas sitiaron a los dos jóvenes y a la muchacha, a quien dejaron ir. Luego, agredieron con saña a los varones, los rociaron con gasolina y les prendieron fuego. Carvajal murió carbonizado en el lugar, mientras que Veizaga sobrevivió con quemaduras en un 80% de su cuerpo.

Lo trasladaron inicialmente a un hospital de Yapacaní, en la jurisdicción de Santa Cruz y posteriormente lo derivaron a la clínica Incor, donde falleció el jueves por causa de una falla multiorgánica, informaron.



Informe escueto

Vladimir Pol, comandante de la Policía de Cochabamba, consultado sobre el avance de las investigaciones, señaló que no quería hacer comentarios para no interferir en las pesquisas que se están haciendo desde la Felcc de Irvirgazama.

“Seguimos trabajando, es un tema delicado... ya tenemos algunos identificados”, dijo Pol e indicó que el caso es investigado por personal de la Felcc y del DACI

El linchamiento de un presunto ladrón de motos, ocurrido en noviembre de 2016 en Entre Ríos, no fue esclarecido. Esa vez, una muchedumbre lo torturó y posteriormente lo quemó en presencia de adultos y niños.