SEGURIDAD

Jueza libera a 12 miembros de una secta que sacrifica animales


Son de la santería Yoruba. Usan cabezas y patas de animales en ofrenda a espíritus


La audiencia de los 12 procesados se extendió por cuatro horas ayer. Foto: Hernán Virgo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/04/2019

En una audiencia de medidas cautelares, la jueza Alejandra Menacho, con asiento en la casa judicial de la Pampa de la Isla, dictó ayer la libertad con medidas sustitutivas a 12 personas procesadas por el delito de biocidio, luego de haber sido sorprendidas sacrificando animales domésticos en un ritual supuestamente religioso que se realizaba en un domicilio particular.

La audiencia de los sindicados se alargó por cuatro horas, pues los abogados defensores interpusieron incidentes de nulidad que no prosperaron, porque la fiscal del caso, Marioly Tórrez Jurado, presentó evidencias (imágenes de animales degollados) que sirvieron de indicios suficientes para que la jueza se forme un criterio sobre el caso.

Las medidas sustitutivas que deben cumplir las 12 personas (seis varones y seis mujeres) son las siguientes: presentarse cada 15 días a firmar un libro en la Fiscalía, tienen prohibido visitar la casa donde fueron hallados en el raro ritual, presentar dos garantes solventes y acreditar domicilio debidamente notariado.



El guía justifica el hecho

En la audiencia se supo que el guía espiritual del grupo es Wálter Mauricio López, de nacionalidad argentina, quien dijo ser el sacerdote africanista que dirigía las sesiones de espiritismo en una casa ubicada en la urbanización Palma Verde, cuyos vecinos piden su desalojo del barrio.

López relató que es sacerdote de la santería Yoruba, en cuyos actos se sacrifican animales en ofrenda a los espíritus.

“Esa noche comenzamos con el baño de limpieza, luego con una limpieza en el lugar para posteriormente colocar la mesa del ritual de la inmolación de los animales y pasamos a llamar a los espíritus. Lo único que utilizamos son las cabezas y las patas de los animales domésticos”, explicó el autodenominado sacerdote.



La fiscal Tórrez indicó que el proceso penal por biocidio sigue su curso.



 




En esta nota