PROTESTA

Montero: vecinos dan aliento a huelguistas que defienden el 21F


El grupo de ayunadores en Montero está compuesto por ocho personas. El pasado viernes se instalaron en la plaza central. Exigen el respeto al voto del 21F


Claros cumple siete días de huelga. Foto: El Norte
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/12/2018

Las visitas y las palabras reconfortantes que reciben a diario animan a los ocho huelguistas para continuar con la extrema medida que comenzaron el viernes de la semana pasada en la plaza principal 2 de diciembre de montero, en defensa de la democracia y de los resultados del 21F.

Cabe hacer notar que solo dos personas, la activista Edith Claros (71) de la plataforma nacional por la vida y familia, y Juan Carlos Vaca, son las únicas que este miércoles cumplen cinco días de ayuno voluntario. El piquete fue instalado al frente a la parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes.

La primera baja se registró el pasado domingo. Fue el caso de Lucio Gómez, una persona de la tercera edad. El siguiente en abandonar la protesta fue el líder cívico Regys Medina Paz aquejado por un cuadro crítico, debido a su patología de base que tiene.



 Foto: El Norte

Pero, en la noche del martes se sumaron al piquete el papá de la miss montero, Antonio Jaldín Banegas, y los universitarios de la carrera de Derecho de la Facultad Integral del Norte (Finor), Pedro Calisaya Ayllón, Juan Carlos Otrillas y Humberto Villa, y el mototaxista, Juan José Chilo.

A su vez, este miércoles el médico de la clínica Cardiosalud, Sergio Benito, llegó hasta el lugar para examinar a los huelguistas. El galeno indicó que, pese a los días de ayuno, en general el grupo presenta un estado estable en su salud.

 Foto: El Norte

Los ayunadores señalaron que las palabras de aliento que reciben de las visitas que llegan cada rato a la plaza, los impulsa a seguir con la medida extrema, que ya suma siete días. 

Juan Carlos Vaca, que cumple siete días en ayuno, señaló que no abandonará la huelga. Cree que, por el momento, no le queda otra alternativa para defender la democracia y exigir respeto a la Constitución Política del Estado (CPE). 





 




En esta nota