SANTA CRUZ

Sector gremial y la comuna, unidos contra los informales


Los comerciantes marcharon para exigir el desalojo de los asentados en las calles de La Ramada. Directores de los dos mercados prometen duplicar los controles

La marcha de comerciantes ingresó por la calle Muchirí y recorrió la Amboró para inspeccionar los espacios públicos de La Ramada
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/07/2018

El sector gremial que marchó ayer por la zona del mercado antiguo La Ramada, para exigir el desalojo de los vendedores ambulantes que se asentaron en los espacios públicos de esa zona, sumó apoyo de los directores de mercados (del mercado central y del minorista La Ramada), Carlos Alberto Moreira y Sonia Rueda, quienes prometieron duplicar el control en esa zona para evitar el asentamiento de los informales.

La marcha de los comerciantes, que estaba liderada por Róger Lavardenz, salió a las 9:00 desde la plaza Fátima, recorrió la av. Grigotá e ingresó por la calle Muchirí, para luego recorrer la calle Amboró y así inspeccionar las áreas públicas que están siendo ocupadas por los ambulantes.

En su recorrido, Lavardenz lanzó advertencias no solo a los vendedores ambulantes que se asientan en las calles como la Amboró, Muchirí y Sutó, sino que también a las autoridades ediles para que hagan cumplir las leyes municipales que norman el traslado de los comerciantes a nuevos espacios; de lo contrario, advierte que su sector ingresará a la antigua Ramada para desalojar a los ambulantes, por considerar que perjudican la venta de los comerciantes que fueron trasladados al nuevo mercado minorista La Ramada.  

También pidió a los dueños de las tiendas y las casas comerciales de esa zona que no permitan el asentamiento de los informales, porque con esa acción, según él, se perjudica a los gremiales formales que cumplen con las normas.

Tras ese pedido, el director del mercado central La Ramada, Carlos Moreira, anunció que en las próximas horas se duplicará el número de funcionarios de la Guardia Municipal y de la Secretaría de Espacios Públicos para que resguarden esa zona y, por ende, se evite el asentamiento ilegal. 

Según Moreira, los guardias desplazados a la zona de La Ramada resguardan el lugar desde las 7:00 de la mañana hasta las 22:00, pero en ciertos horarios son rebasados por los ambulantes.

En el recorrido

Durante el paso de la marcha de los comerciantes, la mayoría de las calles adyacentes al mercado antiguo de La Ramada lucían expeditas y libres de asentamientos de informales. 

Similar situación se observó en las aceras de las calles y tiendas comerciales, pues la mayoría de los comerciantes de dulces, galletas, peluches y juguetes, ropa, abarrote y lácteos mantenían su mercadería dentro de las tiendas. 

Contrario a ese panorama, los comerciantes que tienen sus puestos en la calle Warnes decidieron exponer su mercadería en la acera, obstruyendo el paso de los peatones que circulan por esa zona. 

En la jornada

Lista de control
Luego de la marcha de los comerciantes que lidera Róger Lavardenz, estos se concentraron en la plaza Fátima para firmar el libro de asistencia. Se vio a varios dirigentes de las asociaciones pasar lista a sus asociados.

Amenazan con retornar
Algunos vendedores expresaron su disconformidad con el traslado al mercado minorista La Ramada por considerar que en ese centro no hay venta y atribuyen que ese perjuicio es ocasionado por la presencia de los ambulantes que hay en los centros minoristas Los Pozos, el Abasto y en la rotonda del Plan 3.000.



 




En esta nota