SANTA CRUZ

Técnicos piden ley consensuada; aseguran que el 'flasheo' no es delito


Una marcha llegó hasta el Concejo municipal para pedir una reunión con la Policía y las autoridades. Los técnicos dicen que hay términos mal utilizados que los perjudican a ellos en su trabajo

Los técnicos piden que se los tome en cuenta al momento de establecer una nueva norma sobre su trabajo. Foto: Juan Degladillo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/07/2018

La Policía y el municipio cruceño llevan adelante una iniciativa que busca normar el trabajo técnico que hacen las personas que se dedican a la reparación de teléfonos celulares; esto como parte del plan de seguridad que pretende acabar con el robo y la comercialización ilícita de estos equipos. Sin embargo, los miembros del gremio, piden que se los tome en cuenta al momento de elaborar la ley ya que consideran que debe haber apreciaciones muy puntuales y específicas sobre los términos que se emplearán para definir si algo es un delito o no y como ejemplo, apuntan al flascheo y su diferencia con el cambio de IMEI.

"El flasheo no es delito", decían al unísono decenas de técnicos que se congregaron en el centro cruceño y que marcharon hasta el Concejo municipal para pedir una reunión con las autoridades y el Comandante de la Policía departamental y buscar un consenso para "que no se nos siga perjudicando cuando nosotros solo queremos trabajar", dijo Nelson Ina Fuentes, representante de los trabajadores que están en el Shopping Bolívar y que asegura se está actuando erróneamente en los operativos, al confiscar sus herramientas ya "que no son para delinquir".

También puedes leer:

"Queremos que nos certifique el Concejo y la Policía para que trabajemos tranquilos. El flasheo es solo un recurso dentro que nuestro trabajo más no así el cambio de IMEI, que eso sí es un delito y que nosotros repudiamos", apuntó.

Lo que se sabe

Hay personas que tienen los conocimientos técnicos para eliminar toda la información de los celulares y, con programas de internet, le reinstalan datos, incluso un nuevo número de IMEI y los rehabilitan con una nueva línea. Esta práctica puede inducir a que los delincuentes continúen realizando robos de aparatos telefónicos a transeúntes en las calles para luego venderlos.

Los técnicos piden que se los tome en cuenta al momento de establecer una nueva norma sobre su trabajo. Foto: Juan Degladillo


 




En esta nota