SANTA CRUZ

Toman los módulos de la Gabriel René Moreno y piden baños


La facultad de Tecnología es la más determinada y otras se han ido sumando. El rector propició un acercamiento, pero los alumnos todavía no están convencidos


Hay baños que dejaron de funcionar y actualmente están siendo usados como depósito. Los estudiantes están decididos a conseguir sus demandas que además tienen que ver con infraestructura, una mejor atención del comedor y material de apoyo para el aprendizaje. Foto: FUAD LANDÍVAR
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 2 días

Los módulos de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) estuvieron tomados martes y miércoles y por lo tanto, los estudiantes no pasaron clases. La medida responde a un pliego petitorio que tiene que ver con demandas de infraestructura, material de apoyo al aprendizaje, control sanitario de los alimentos que se sirven en el comedor universitario y lo más básico e increíble de todo: baños.

Dirigentes de centros estudiantiles de las carreras de la facultad de Ciencias Exactas y Tecnología como Ingeniería de Alimentos, Civil, Industrial, Química, Control de Procesos, Ambiental, Petrolera y Electromecánica, aseguraron que la toma no se va a levantar porque no se piensan retirar con las manos vacías.

“No hay grifos que sirvan. Las paredes y techos están deteriorados. ¿De qué sirve que haya servicio de limpieza del piso, si las tuberías no sirven? Hace más de un año se firmaron compromisos, ahora queremos ver que se compre lo que necesitamos para los baños, luego se levanta la toma”, dice un post de los muchachos en Facebook.



Si bien su demanda es visible, a la hora de hablar prefieren mantener sus identidades en el anonimato. “Tenemos un pliego petitorio, todas las carreras tenemos necesidades, el rector (Saúl Rosas) nos atendió ante la toma, pero no hay soluciones creíbles”.

Otro estudiante de la carrera de Idiomas que funciona en un edificio de la calle Murillo denunció que sufren cada dos semanas por instalaciones eléctricas muy antiguas. “Es un edificio viejo que no ha tenido mantenimiento y los baños están en una situación... ya se puede imaginar. El 80% de esta carrera son mujeres y los hombres les prestamos nuestro baño”.

Sus peticiones también tienen que ver con equipos. “Como estudiamos lenguas no contamos con sala audiovisual, lo que se tiene está todo obsoleto, ya le dieron de baja como a 10 proyectores, pero no nos traen uno nuevo, nos traen usados que duran una o dos semanas y se vuelven a poner azul sus pantallas. Es lo básico que pedimos.Que nos acondicionen nuestras aulas, estamos bien aislados del campus y de los módulos”, reclamaron.

Busca de solución



El rector Saúl Rosas está al tanto del pliego petitorio punto por punto, ayer antes del mediodía llegó hasta los puntos de toma y habló con los jóvenes, pero estos pidieron algo más contundente que solo promesas.

“Lo que nosotros pedíamos era la orden de compra (de lo necesario para los baños), que esté firmada y presupuestada para tener la seguridad de que nos cumplirán, ellos alegaban que la tenían, pero nosotros queremos que tazas de baño, tuberías, esté todo para comprarlo. Solo así los estudiantes que están en la medida entenderán, y así sentir que esto no fue en vano, no podemos abandonar la toma con cualquier promesa”.

Lo cierto es que la documentación no llegó hasta el cierre de esta edición. Fernando Chávez, director de Infraestructura y Equipamiento seguía reunido con ellos hasta las 21:30 para convencerlos de desistir de la medida.

Lamentablemente el asunto con los baños no es nuevo. Una toma similar se hizo en 2017 por el tema limpieza y refacción, entonces se logró consolidar el primer punto, pero nunca se hizo una refacción total, según los estudiantes. “Hay muchas tazas que no sirven, otros baños paran cerrados. En la facultad hay ocho módulos y en seis los baños están en malas condiciones”, remarcaron.



 




En esta nota