TENDENCIAS

Cinco siglos de la primera circunnavegación, la gesta que cambió el mundo


Durante tres años la expedición recorrió más de 14.460 leguas (37.500 millas náuticas), atravesó tres océanos y bordeó otros tantos continentes y aunque no era el objetivo principal, demostró que la tierra era esférica, tras partir por el oeste y regresar por el este.


Monumento a Elcano en Sevilla,España. Foto: AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

10/08/2019

Hoy hace exactamente quinientos años, cinco naves salieron del puerto de Sevilla (sur de España) en una expedición promovida por la Corona española para abrir una ruta comercial por occidente con las islas de las especias, que habría de concluir con la circunnavegación del globo, la primera vuelta al mundo.  

Los barcos Santiago, San Antonio, Trinidad, Concepción y Victoria, capitaneados por el portugués Fernando Magallanes, tenían ante sí el reto de encontrar un paso o estrecho que uniera los dos grandes océanos del mundo, el Atlántico y el Pacífico, hasta entonces desconocido, y tres años después una de ellas, la nao Victoria, consiguió esta hazaña, culminando la primera cincunnavegación de la historia.

Con una tripulación de más de 240 personas, el 10 de agosto de 1519 partieron hacia el oeste por el Atlántico, y tras tocar tierra en Brasil, siguieron hacia el sur, buscando paso hacia el otro lado de América y descubrieron el estrecho que llamaron de Todos los Santos (más tarde conocido como de "Magallanes"), hasta conseguir llegar al Pacífico.



Era la primera vez que europeos cruzaban ese océano, con lo que encontraron el deseado camino a las Indias por el oeste.

En el viaje vivieron toda suerte de vicisitudes que llevó a perder la vida a la mayoría, entre ellos el propio Magallanes, el impulsor del proyecto, que murió el 27 de abril de 1521 en la isla de Mactán sorprendido por un grupo de indígenas filipinos.

El capitán de la expedición no lo pudo presenciar, pero en noviembre de 1521, la Trinidad y la Victoria llegaron a las ansiadas islas de la Especiería (las Islas Molucas).

La Trinidad no pudo continuar el viaje, y los expedicionarios eligieron como sustituto para capitanear el viaje de regreso al español Juan Sebastián Elcano, que llevó a la Victoria a través del océano Índico por el sur de Asia, y África Oriental y meridional, hasta bordear el cabo de Buena Esperanza y tras navegar frente a las costas atlánticas de África, llegar a España.



Arribó a Sevilla, el puerto desde el que salían en el siglo XVI todos los barcos hacia América y centro del comercio con Las Indias, el 8 de septiembre de 1522 con tan solo 17 hombres al límite de sus fuerzas, culminando así la primera vuelta al mundo.

Durante tres años la expedición recorrió más de 14.460 leguas (37.500 millas náuticas), atravesó tres océanos y bordeó otros tantos continentes y aunque no era el objetivo principal, demostró que la tierra era esférica, tras partir por el oeste y regresar por el este.

Esta gesta, que inauguró una red de intercambios intercontinentales, para muchos fue el inicio del mundo globalizado en el que estamos hoy inmersos.

Estuvo patrocinada por la Corona española, después de que el entonces rey Manuel de Portugal rechazara el proyecto que le presentó Magallanes, que sí fue aceptado por el monarca de España Carlos I.  

Esta primera vuelta al mundo, según el investigador e historiador español Manuel Lucena, cerró un ciclo de exploraciones que inició Colón, en la medida en que Magallanes y Elcano lograron llegar a la especiería, "tan largamente deseada por los navegantes ibéricos como objetivo final de sus hazañas marítimas".



Elcano, el navegante vasco que logró culminar la gesta, fue premiado y condecorado por la Corona, que le otorgó para su blasón el título "Primun Circundedisti me", "Fuiste el primero que la vuelta me diste". El buque escuela de la Armada Española, el Juan Sebastián de Elcano, lleva por ello su nombre.  

Ahora, 500 años después, en España la Comisión Nacional para la conmemoración del V Centenario Magallanes-Elcano coordina más de 200 actividades que, promovidas por instituciones públicas y privadas, organizaciones civiles, asociaciones, empresas, universidades y ayuntamientos, celebran con voluntad global y universalizadora la gesta que cambió el mundo conocido hasta entonces. 



 




En esta nota