CHATBOT

Amanda Scharff, asistente virtual en comercio exterior


El chatbot de la empresa de logística empezó a operar en su fanpage en Facebook y en la web holascharff.com


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/06/2019

Recibir ayuda en línea con los envíos o pedidos internacionales a cualquier hora del día resulta sencillo con Amanda, la primera asistente virtual de logística de comercio exterior en Bolivia. El chatbot desarrollado por Scharff tiene por objetivo servir oportunamente a sus clientes y a empresas que buscan información sobre envíos internacionales a través de su Courier Internacional - FedEx (compañía a la que representa desde 1994) .

Todo comenzó con el afán de Scharff de mejorar los servicios que ofrecen a clientes y proveedores. Para el desarrollo del chat, Scharff contó con la colaboración de IBM, empresa informática estadounidense que maneja la plataforma de inteligencia artificial Watson, explica Luis Rojas Paz Soldán, gerente de Scharff en Bolivia.

Luis Rojas Paz Soldán, gerente de Scharff en Bolivia

De esa manera nació Amanda, la primera asistente virtual del país, que tiene por misión contestar consultas del público sobre envíos internacionales.



“Pueden hacer preguntas sobre el estatus de los paquetes, o si necesitan coordinar un recojo, recibir cotización, averiguar la ubicación de un paquete, los costos de importación o algún reclamo, entre otros asuntos”, dijo Rojas.

La introducción de Amanda, disponible en la página web de Scharff, holascharff.com, y en la fanpage de la empresa en Facebook, representa un avance más para fortalecer la industria logística. Amanda resuelve limitaciones de los actuales contact center: responde a gran cantidad de preguntas de usuarios a la vez, de lunes a domingo, en cualquier horario, y sin pausa por feriados.

El asistente en línea puede ser consultado 24/7, no hace pausas ni en los feriados

Gracias a su machine learning (aprendizaje automático), el público no percibe que está charlando con chatbot. Es como un niño, capaz de incrementar su capacidad de entender la intención de las consultas con base en las preguntas que recibe. “Aprenderá” a llevar conversaciones más complejas, de manera natural y fluida.

Con Amanda como asistente, Scharff agilizará también las respuestas que envía mediante su contact center o mail. Las consultas que recibe sobre courier internacional representan el 70% de los acercamientos de sus clientes, que ahora podrán ser orientado rápidamente en materia de servicios nacionales.



Asimismo, Scharff, planea que a futuro, la labor de Amanda se extienda a la cobertura de comunicación para los demás servicios de la empresa, “como carga nacional, envíos de recibos o tarjetas de crédito.

La primera asistente virtual en el país requirió una inversión “de $us 155.000 en el desarrollo con IBM”, sin embargo, es una parte de los $us 3 millones en inversiones tecnológicas que en los últimos años ha realizado Scharff para sus operaciones en Bolivia.



 




En esta nota