Escucha esta nota aquí

El Gobierno boliviano aclaró que el húngaro Elöd Tóásó y el croata-boliviano Mario Tadic salieron del país de forma legal y por vía terrestre. Se espera que ambos puedan cooperar con información en el denominado caso terrorismo II. 

"Estamos ante una salida absolutamente legal, hay que quitar de la cabeza las fantasías. Estos señores gozaban de plena libertad (...) Ambos han expresado su disposición de colaborar por todos los medios posibles, (aunque hay) quienes están tratando de eternizar esto para descalificar el proceso y cantar victoria no sé de qué", afirmó el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz. 

Tóásó y Tadic fueron condenados en febrero pasado a cinco años y diez meses de prisión por alzamiento armado, acusados de haber participado en 2009 de un intento separatista gestado en Santa Cruz. Ambos salieron por Chile para retornar a sus países. 

El reporte recabado por la Dirección General de Migración señala que el croata-boliviano salió con su carnet y el húngaro con su pasaporte. Son los dos únicos sobrevivientes del operativo en el Hotel Las Américas, donde murieron el croata-húngaro-boliviano Eduardo Rózsa, el rumano Árpád Magyarosi y el irlandés Dwayer Michael Martin.

La autoridad recordó además que dentro de su declaración, Tóásó mencionó al gobernador cruceño, Rubén Costas, afirmando que "con Eduardo (Rózsa) estuvimos en la plaza principal de Santa Cruz, donde hubo un encuentro de Eduardo, el encuentro se tuvo en un edificio blanco, fue con el gobernador Rubén Costas".

Respecto a las armas del operativo, Moldiz señaló que "está en manos de la Fiscalía y de la justicia darles cuenta a ustedes, cuántas armas, la calidad de estas, los calibres, etcétera, etcétera", ante las dudas después de la denuncia del coronel Germán Cardona. 

El uniformado, hoy en España, advirtió que el armamento presentado dentro del caso fue sacado de la VIII División del Ejército, implicando a tres personas cercanas al Gobierno de Evo Morales, ahondando la versión sobre un montaje del caso.