Escucha esta nota aquí

El Viceministerio de Defensa Civil advirtió a nueve municipios de Santa Cruz que tendrán exceso de lluvias durante el primer trimestre de 2015. El Gobierno preparó un proyecto que tratará de evitar que las precipitaciones afecten a las poblaciones. A escala nacional, 27 comunas se verán afectadas por los temporales.

El Gobierno remitió un estudio a EL?DEBER que revela los excesos de precipitación a escala nacional. En el departamento de Santa Cruz, los municipios de Fernández Alonso, Minero, San Carlos, San Juan, San Pedro, Santa Rosa del Sara, San Julián, El Puente y Yapacaní serán los focos de afectación por las lluvias durante el primer trimestre de 2015.
“El incremento de lluvias alcanzará a más del 60%, lo que demuestra que el impacto de precipitaciones será efectivo a partir del mes de febrero de esta gestión, por lo que se tendría que realizar un monitoreo constante y tomar los recaudos necesarios”, explicó el viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera.

El presupuesto
Dentro de los planes de emergencia, Cabrera detalló que su cartera cuenta con 20 millones de bolivianos para atender los problemas que emerjan por las lluvias en el país.

“Nosotros tenemos un plan de contingencia con un presupuesto inicial de 20 millones de bolivianos, y ese presupuesto se va a ir desembolsando en la medida de las necesidades básicas. Más que todo, se tiene previsto atender los requerimientos que municipios y gobernaciones no pueden atender, porque estamos para poder complementar esta ayuda, esta asistencia humanitaria”, detalló Cabrera.

Dentro del plan que maneja Defensa Civil existen cinco municipios del departamento de Beni que se verán afectados por las lluvias. Estos son San Ignacio de Moxos, Rurrenabaque, Santa Ana del Yacuma, San Borja y Reyes. Además, las poblaciones de Entre Ríos, Puerto Villarroel, Villa Tunari, Chimoré y Shinaota, en Cochabamba;?Palos Blancos, La Asunta, Apolo, Guanay, Teoponte, San Buenaventura, Alto Beni y Caranavi, en La Paz, que también tendrán complicaciones por las precipitaciones.
“Hay más preocupación en tres regiones del país, en todo lo que es el norte de La Paz. En los Yungas también tenemos bastante lluvia, en lo que es el sur del Beni, como en San Ignacio de Moxos y en el río Ichilo, en el municipio de Yapacani”, recalcó Cabrera.

Prioridades
El viceministro acotó que el plantel de su cartera se trasladó a estas regiones para evitar que las lluvias afecten a la población. “Sobre todo, lo que queremos es evitar pérdidas humanas por la crecida de los ríos. Las vidas humanas son nuestra prioridad, ya que los cultivos o el ganado pueden ser repuestos luego por el Gobierno”, manifestó.
El Viceministerio de Defensa Civil realiza operativos desde agosto de 2014 para enfrentar los efectos de las lluvias