Escucha esta nota aquí

El militar y político Alfredo Ovando Candia fue una de las figuras  centrales de la historia política del siglo XX en Bolivia. 

Desde su destacada participación como combatiente de la Guerra del Chaco, su papel en la reorganización del Ejército posterior a la revolución de 1952, pasando por sus gobiernos de facto, su defensa de los recursos naturales y desarrollo de los medios de producción, pero también su polémico rol en la represión a la guerrilla de Teoponte y otros cuestionamientos que determinaron que historiadores sigan debatiendo acerca de su papel en la historia del país.

Más de 30 años después de su fallecimiento, es su nieto, el cineasta Mauricio Alfredo Ovando, el que retoma su figura para hacer un perfil  del expresidente con base en un riguroso trabajo de investigación en archivos familiares, testimonios de allegados y hechos históricos.
El resultado de ese trabajo de años ha quedado resumido en Algo quema, documental que ha sido seleccionado para participar en abril del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici) y se postulará en septiembre para participar en el V Festival Radical en Bolivia. 

 El cineasta cuenta que su documental tiene su origen en un  domingo de 2008, cuando en un paseo familiar por el lago Titicaca su padre lo llevó hasta la isla Suriqui para hacer una ofrenda y una oración para su tío Marcelo, que había fallecido allí en un accidente aéreo en 1970.

Cuando preguntó acerca del accidente, las respuestas fueron ambiguas hasta que alguien mencionó el rumor de que habría sido un atentado contra el hijo del presidente de ese entonces, su abuelo Alfredo. “En ese momento sentí que algo seguía sin resolverse en la familia y causaba mucho dolor. Años más tarde, revisando fotos y películas familiares, supe que había una película ahí escondida esperando a que la liberen de los cajones empolvados del sótano y de la memoria. Sin embargo, la película toca muchos otros temas históricos más allá del meramente familiar”, explica Mauricio, que terminó autofinanciando el proyecto, que en abril se estrena en el marco del prestigioso festival.

“A partir de viejas filmaciones familiares e institucionales Mauricio Ovando sale en busca de la figura (y la sombra) de su abuelo, entretejiendo su historia y la historia en pos de una incómoda verdad”, comenta Magdalena Arau, programadora del Bafici en la reseña de presentación del filme.  

Lo evidente es que Algo quema devuelve a la palestra la figura del expresidente y seguramente generará más de un debate.