Escucha esta nota aquí

La situación de Francisco Palencia Rodríguez es crítica, no ha salido de terapia intensiva desde que en Nochebuena un pistolero le disparó en el cuello

Juan Pablo Arauz Roca y su hermano Gabriel, que también fueron baleados por Ricardo Soria Arancibia, de 19 años, se encuentran fuera de peligro, reportó el diario EL NORTE.

La balacera se registró la noche del 24 de diciembre en la parada del trufi Expreso Norte, en Montero.

El pistolero fue presentado este viernes. Según informó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Montero, Jorge Espejo, el hombre declaró que el arma que utilizó iba a ser vendida en San Matías.

El joven baleó a Palencia Rodríguez, de 56 años y chofer del trufi Santa Cruz-Montero, porque le impidió que subiera al vehículo debido a su aparente estado de ebriedad.

Tras disparar al conductor, Soria Arancibia quiso obligar, a punta de pistola, a que mototaxistas del lugar le ayuden a huir y ante la negativa, ingresó a un domicilio y disparó a los hermanos Arauz Roca, de 31 y 28 años.

El pistolero continúa detenido en celdas de la Felcc de Montero y se espera que en las próximas horas sea llevado ante un juez cautelar para que defina su situación jurídica, señala el rotativo montereño EL NORTE.