Escucha esta nota aquí

Una encuesta que publicará hoy la revista Poder y Placer, revela que un 40,1% de los consultados piensa que Bolivia perderá en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), mientras que un 48,1% cree que el resultado será favorable.

La demanda marítima de Bolivia contra Chile ante La Haya tiene como principal cláusula que los magistrados de ese máximo tribunal obliguen a ese país a sentarse a negociar con el nuestro una salida soberana al océano Pacífico.

Bolivia no pide que la CIJ le otorgue territorio y una costa, solo aspira a que los jueces den pie a tratativas serias con una meta claramente pre-definida. En tal sentido, dentro de una eventual negociación, fijada por La Haya, Bolivia y Chile podrían poner sobre la mesa la compensación que Bolivia estaría dispuesta a dar para recibir una franja y un litoral a cambio. En 1975, la idea pactada entre los presidentes Banzer y Pinochet contemplaba en inicio un canje de territorio. Bolivia iba a ceder una parte de su territorio y Chile hacía lo mismo.

La encuesta de Poder y Placer, señala que un 40.5% de los ciudadanos bolivianos de las cuatro principales ciudades del país (La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y El Alto) aprobaría un canje territorial como el que fue discutido durante el famoso "abrazo de Charaña" en 1975. Por el contrario, un 54.4% rechaza esa posibilidad.

En vísperas de los actos de los 136 años de la usurpación chilena a las costas del mar boliviano en el Pacífico, el portavoz de la causa marítima, Carlos Mesa (2003-2005), se pronunció ayer y dijo que solo el diálogo resolverá la demanda marítima con Chile (Carlos Morales)