Escucha esta nota aquí

Acusado por la Policía de portación ilegal de arma de fuego, el diputado opositor Tomás Monasterio quedó en libertad por orden de la  jueza Marianela Jiménez Salazar, del Juzgado 4.º de Instrucción Cautelar de Santa Cruz, tras una breve audiencia realizada en el Palacio de Justicia. 

Monasterio había sido aprehendido la mañana del jueves, tras una revisión a su vehículo en la que se halló un arma, según él, propiedad de su chofer y seguridad personal. Tras la requisa, el diputado fue conducido a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), donde pasó la noche. 

Tras ser liberado, el diputado Monasterio señaló a Evo Morales como el principal responsable de que haya dormido una noche en una carceleta policial.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó que el arma encontrada en el vehículo del diputado no tenía los permisos debidos y que su chofer, al ser interceptado por los policías, dijo que era propiedad del diputado Monasterio.

Para su abogado defensor, Roberto Capobianco, la Policía atentó contra la Constitución Política del Estado, que dice que los vehículos particulares de los asambleístas son invulnerables.

“Somos el ejemplo de la dictadura del presidente Juan Evo Morales Ayma, que se atrevió a meterme preso de una manera ilegal, que me metió en una carceleta, que me tuvo incomunicado durante casi 24 horas”, dijo el opositor en rueda de prensa.