Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales acusó a Chile de pretender meter miedo a todo el mundo, al señalar que la Demanda Marítima ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya abrirá las puertas para que se modifiquen las fronteras internacionales. 

"Que Chile honre con sus compromisos y ofrecimientos, esa es la demanda. Si tantas veces dijeron que no hay temas pendientes, ahora están en La Haya y admiten que hay temas pendientes (...) Chile busca meter miedo al mundo entero al decir que al demanda afectará el sistema de fronteras", enfatizó en conferencia de prensa. 

Morales explicó que existe la predisposición para una reposición de embajadores con el vecino país y de trabajar otros temas de forma conjunta, pero recordó que la vecina nación falsea la verdad durante el proceso jurídico internacional. 

"Nuestros expuertos de antes, privatizados; el mar, privatizado. De qué derechos humanos podemos hablar, en Bolivia nuestra Constitución aprobada con el voto de los bolivianos (...) Chile mantiene la Constitución de Pinochet y privatizó los servicios básicos", argumentó la autoridad.

Recalcó que la visita del papa Francisco al país tiene un carácter pastoral, pero recordó que el sumo pontífice lo bendijo cuando hablaron de la demanda nacional sobre el mar. Descartó nuevamente que exista una posibilidad de una mediación. 

"El hermano papa nos acompañó con bendiciones y oraciones, por eso me atreví a invitarlo (...) A mi me ha sorprendido su interés sobre el tema del mar, por eso estamos con el mundo y por eso queremos resolver de manera pacifista", acotó el mandatario. 

Informó que algunos mandatarios de la región expresan su respaldo por debajo para no perder relaciones con el vecino país y abrió la posibilidad de incorporar a otros expresidentes en la socialización de la demanda. 

Seguimiento a los alegatos

El vicepresidente Álvaro García Linera, todos los ministros excepto los que están en La Haya, ex cancilleres  y algunos expertos jurídicos estarán en Palacio de Gobierno a las cuatro de la mañana para acompañar al presidente Evo Morales en el inicio de la intervención boliviana en La Haya.